Lorién Vicente: “La música ha formado parte de mi desde que tengo conciencia”

Lobo feroz, Lorién Vicente

Con motivo de la nueva creación del autor Lorién Vicente, hemos deseado conversar tanto sobre la carrera de este prometedor artista como sobre su último trabajo. Con plena disposición ha tenido la amabilidad de dialogar con nosotros:

Lorién, a día de hoy —tras este largo camino— tienes una noticia importante que darnos. ¿Podrías hablarnos de tu dedicación?

Soy músico. Actualmente ejerzo como vocalista y guitarrista en la banda NOA A, aunque he decidido compaginarlo con mi nuevo proyecto en solitario. Presento un «maxi-sencillo» con tres canciones llamado Lobo Feroz (disponible ya en Spotify y otras plataformas digitales) y que próximamente será acompañado por un videoclip junto a varias piezas audiovisuales.

Sin duda la instancia en la que hoy te encuentras es producto de mucho trabajo, ¿cuál fue el primer paso?

Si bien es cierto que la música ha formado parte de mí desde que tengo conciencia (desde pequeño estudié música, aprendiendo varios instrumentos), fue con doce años cuando supe que quería dedicarme a la música moderna, que quería hacer rock. Yo estaba entonces obsesionado con Guitar Hero, y mi padre me dijo que si me iba a gastar tanto dinero en una guitarra por lo menos lo hiciese en una de verdad; me presentó a un amigo suyo que era guitarrista, Ángel Luis, quien me enseñó un par de tonterías, y desde entonces toda mi vida ha estado orientada hacia lo mismo: crecer como músico cueste lo que cueste.

Es curioso que para mi primer concierto yo iba a actuar como guitarrista, nada más, pero a falta de tres días nos falló el cantante y tuve que cantar yo. Más que cantar parecía que recitase, fue pésimo. No obstante, no sé por qué, me dio por seguir haciéndolo y ahora mismo no concibo estar en una banda sin cantar.

También son de notable interés los proyectos en los que te has embarcado previamente.

Desde que di mi primer concierto, con dieciséis años o así, he pasado por unos siete u ocho grupos, algunos simultáneos en el tiempo. En la mayoría he sido vocalista y guitarrista, alguna vez también con teclados o sintetizadores, pero también he tocado el bajo, la guitarra y el piano en bandas en las que no era yo el cantante. Finalmente, tras haber aprendido mucho (sobre todo de los errores, que en los directos es de lo que más se aprende), me establecí con NOA A, con quienes sigo tocando y disfrutando muchísimo, y con quienes pretendo seguir de forma paralela a mi nuevo proyecto en solitario.

¿Cuál es la inspiración tras todo este esfuerzo?

La inspiración, junto al trabajo y la constancia (que son imprescindibles), juega un papel muy importante en la composición de cualquier expresión artística, sea del tipo que sea. Sin embargo, yo no creo en la inspiración como algo externo que afecte o influya al creador de dicho arte, sino más bien como un estado en el que la mente del artista está más predispuesta a crear.

Dentro de tal pasión hay muchos momentos gratificantes, ¿cuál es el que más te llena?

Todo el camino que hay que recorrer desde el principio tiene sus pros y sus contras. Cada momento en la creación, así como en la exposición del producto realizado al público, tiene algo que te llena, y resulta curioso que ese algo, por pequeño que sea, puede con todo el esfuerzo, con todo el agotamiento provocado por el trabajo y con todos los quebraderos de cabeza, disgustos, etc. que conlleva la música.

Yo creo que el mero hecho de saber que estás aguantándolo todo para cumplir un objetivo es lo que hace de las cosas malas un simple obstáculo a solventar. Además, lo bueno de la música es que ese objetivo, una vez cumplido, siempre se va a convertir en otro todavía más complicado y exigente que el anterior, y eso hace que no puedas parar en ningún momento. La música es como una droga.

Con respecto a tu nuevo trabajo ¿qué puedes decir a los lectores?

Digamos que es algo totalmente distinto a todo lo que he hecho antes. Sí que mantengo el rock, pero hemos intentado (la banda de músicos que me acompaña y yo) innovar e introducir de una forma no muy exagerada la electrónica. Siempre me ha interesado mucho esta fusión y la verdad es que estoy muy contento con el resultado.

¿Qué destacarías tanto en la producción de tu nueva obra, como en lo que supone para tu carrera?

Destacaría el enorme trabajo que ha supuesto el proyecto. Ha sido un proceso muy largo, quizá excesivamente largo, por el que ha pasado muchísima gente. Entre la parte musical y la visual han participado algo más de treinta personas. Ha costado mucho organizarlo todo y coordinar la producción, pero también, gracias a ello, el producto final se ha visto beneficiado.

Respecto a lo que este sencillo supone para mi carrera, creo que ha marcado un antes y un después en lo que a la profesionalización de mi trabajo se refiere. He aprendido muchísimo de toda la gente con la que he trabajado. Estoy muy contento.

Sin duda, se acerca un futuro prometedor.

Siempre he pensado que hay que ser ambicioso pero sin perder la cabeza. De momento seguiré trabajando junto a la banda con el objetivo de llegar a la mayor gente posible para poder, dentro de no mucho tiempo, grabar mi primer LP. A partir de entonces estableceremos nuevos objetivos a cumplir. Sobre todo, no parar. No dejar nunca de hacer cosas.

Estamos seguros de que oiremos hablar de ti muy pronto. Muchísima suerte.

Spotify: https://open.spotify.com/album/0uD6QOmn5hBB8T4R4vcqCt?si=LiqQXW5TQo2pdLTKo4v2lA

Web: http://www.lorienvicente.com

Lorién Vicente, redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter, Youtube.

Cristina Gimeno Calderero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *