Entrevista a Andrea Claveria, portavoz de ATADES

En EL ROTATIVO entrevistamos a Andrea Claveria, portavoz de ATADES, para que nos hable de la labor de su organización y del Rastrillo Solidario, que organizan cada año en la plaza de Aragón (Zaragoza), del 28 de noviembre hasta el 3 de diciembre.

ATADES lleva muchos años dedicados a las personas con discapacidad intelectual, ¿cómo es la labor que realizan?

Trabajamos con mas de 1500 personas junto a sus familias, en concreto de 0 a 3 años, colaborando con centros de atención temprana, colegios, residencias, viviendas tuteladas, centros de ocio, de empleo, o talleres ocupacionales. Un numero muy grande de de acciones. Estos días hemos estado organizando nuestro octavo rastrillo con seis casetas muy céntricas donde mostramos todos nuestros productos elaborados durante todo el año, realizados por los integrantes de ATADES. Además, también tenemos una caseta especialmente dedicada a uno de nuestros centros especializados, Gardeniers, donde se pueden encontrar plantas navideñas y otra dirigida al tema de la agricultura ecológica. Vendemos también loteria y el calendario oficial.

Comenzasteis en 1962…

Sí, de hecho este mismo año cumplimos 55 años. No es un aniversario tan relevante como el del 50 aniversario, pero estamos muy orgullosos de vivirlo trabajando. Ahora estamos centrados por ejemplo con FUNDAT, la Fundación Aragonesa Tutelar, que ayuda a especialmente a las personas que se quedan sin tutor legal. Hemos publicado un libro con dibujos de alumnos gracias al apoyo de escritores. Buscamos siempre colaborar con personas y entidades. Nuestro lema es “entre todos lo haremos todo”, porque creemos que sin sus socios no seriamos nada. En el rastrillo somos mas 100 personas, y les damos las gracias.

El rastrillo es visitado anualmente por muchas personas, ¿tenéis cifras?

No hacemos calculo de la gente que lo visita, pero si tenemos cifras del dinero que recaudamos, unos 20.000 euros. Gracias al rastrillo no solo vendemos productos sino que ademas nos permite contactar con muchos de nuestros socios, que nos ayudan de muchas formas, siendo familares o no. Ese dinero irá destino entre otros proyectos a la construcción del colegio San Martin de Porres, que ya sabemos va a ser una realidad. Tenemos con este dos colegios, pero lo que pensabamos era gestionarlos en uno solo, donde cupieran 150 alumnos en Torrero, eliminando el viejo colegio y dando nuevas oportunidades.

¿Qué queda por hacer en la integración social de las personas que sufren esta discapacidad?

Se ha avanzado mucho y seguimos avanzando, pero queda mucho por hacer. En especial en el apartado de la investigación, colaborando con las facultades de Ciencia y Trabajo Social. Tenemos viviendas tuteladas por ejemplo porque gracias a los estudios detectamos que existía esa necesidad, que podían vivir de forma mas independente. También estamos dando importancia a lo que se denomina “inteligencia límite”, personas que sufren discapacidad pero en grado leve, lo pero suficientemente alto como para no acceder al mercado laboral. En ese aspecto hemos conseguido trabajar en su integración como colectivo particular con una problemática especial. Somos mucha gente impliacada en colaboración con entidades tan relevantes como la Universidad de Zaragoza.

Y todo este trabajo seguro también enriquece mucho…

Por supuesto. Ellos trabajando con los niños y en las jornadas se enriquecen mucho y aprenden y aportan. Hay un feedback, y nos encanta porque no hay nada mejor que las personas que colaboran nos enriquezcan y nosotros a ellas.

Samuel Riad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *