El Tecnyconta Zaragoza roza la debacle

Un enfrentamiento entre Tecncyonta Zaragoza y Herbalife Gran Canaria siempre es especial. Ambos clubs suelen intercambiar jugadores en el mercado. Tomás Bellas permaneció muchos años en  el conjunto isleño, lo mismo sucede con Pablo Aguilar en Zaragoza.

Luis Casimiro, entrenador del Gran Canaria,  realizó unas declaraciones previas al choque: “La temporada es la más abierta de los últimos años en la parte alta y nuestra ambición pasa por mejorar día a día. Intentaremos competir y ganar cada partido, porque eso nos dará muchas posibilidades de ser cabeza de serie”.

Además, el partido empezaba con jugadores que podrían realizar historia en la competición y en su club. Norel, pívot del Tecnyconta Zaragoza, estaba a un tapón de convertirse en el máximo taponador del club (62). Asimismo, Robin Benzing estaba promediando 18 puntos en los últimos cuatro partidos.

Por otro lado, el Gran Canaria tenía la baja de Luis Báez. Aún así, el equipo isleño acumulaba seis triunfos consecutivos y era uno de los conjuntos más en forma de la competición. El base, Albert Oliver, se encontraba a cinco asistencias de llegar al octavo puesto en la clasificación histórica de este dato en ACB.

El partido arrancó con una canasta de Jelovac para el Tecnyconta Zaragoza. La respuesta del Gran Canaria no se hizo esperar con las canastas de Aguilar y Planinic. Luego, se produjo un intercambio de triples: uno del conjunto aragonés por medio de Bellas y dos del equipo isleño por medio de Aguilar y McCalebb. El encuentro parecía que iba a ir a un marcador alto, porque el tanteador era de 17-21 a poco más de mitad cuarto. Finalmente, el primer cuarto acabó con 19-29 que es un marcador muy alto por parte del Gran Canaria.

El segundo cuarto comenzaba con la misma dinámica. El equipo aragonés no era capaz de frenar en defensa el potencial ofensivo de los canarios. Los jugadores estaban muy acertados en los tiros de campo, sobre todo desde la línea del 6,75. Kuric y Oliver encestaban los dos primeros triples del segundo cuarto. El público recriminaba la actitud del equipo del Tecnyconta Zaragoza, juego blando en defensa y poca fluidez en ataque. Además, los problemas del marcador del Pabellón Príncipe Felipe no ayudaban a la continuidad del partido.

Tras la reanudación, hubo un intercambio de triples. Jelovac encestó un triple, que fue respondido de forma rápida por Albert Oliver en el Gran Canaria. Los visitantes confirmaban su buen momento de forma y su acierto en ataque. El marcador al descanso era de 26-53, tanteador muy alto. El público reaccionaba pitando a los jugadores por su rendimiento.

Tras el descanso, el partido arrancó con un inspirado McCalebb con dos canastas seguidas. El base del Gran Canaria demostraba su calidad. Benzing y Gecevicius intentaban acercar en el marcador al Tecncyconta Zaragoza con buenas actuaciones, pero el equipo aragonés se veía muy desbordado en defensa. El resultado fue de 49-80 al final del tercer cuarto.

En el último cuarto, el Gran Canaria seguía enchufado y quería pasar de los 100 puntos. Pasecniks y Paulí fueron los artífices de las canastas. El partido seguía con la misma dinámica, el conjunto aragonés solo se animaba con jugadas aisladas de algunos jugadores. Asimismo, el Tecnyconta Zaragoza tenía problemas de faltas y Jelovac fue expulsado a la quinta. El resultado final fue de 57-102.

Fuente: Basket CAI

Luis Guil, entrenador del Tecncyonta Zaragoza, compareció en rueda de prensa tras la derrota: “Lo primero, tras perder así en casa, es pedir perdón a la afición. Lo mínimo que se nos pide es competir los partidos. Está claro que Herbalife Gran Canaria es un muy buen equipo, con un baloncesto muy físico, pero no podemos permitirnos no competir y menos ya desde el final del primer cuarto. Hay muchas cosas que hemos hecho mal: rebote, defensa del pick and roll, salidas a los jugadores”.

Después de pedir disculpas a la afición, el coach comentó el motivo del mal partido realizado: “La clave del partido es que este equipo no juega como entrena durante la semana. Eso es lo primero que he hablado con los jugadores y tenemos que resolverlo jugadores y cuerpo técnico. Reitero mis disculpas a la afición y a la gente de Zaragoza”.

Asimismo, recalcó que hay jugadores de la plantilla que no están al 100%: “Es importante que Bellas y Gecevicius estén bien. Están recuperados pero necesitamos que recuperen el nivel. Han estado mucho tiempo sin entrenar, Tomás desde que estoy yo aquí ha entrenado tres días y necesita de su físico para ser uno de los jugadores referentes nacionales de la ACB. Espero que poco a poco estén mejor para encarar el final de temporada en un estado físico óptimo”.

Por último, Luis Guil va a inculcar a sus jugadores un cambio de mentalidad: “Hay que jugar con la cabeza alta. Son momentos de mirarse a los ojos y exigirse responsabilidades porque esto tenemos que sacarlo adelante entre todos y cada uno haciendo bien su trabajo. Lo que no se puede hacer es competir con la cabeza hacia abajo, es algo que Basket Zaragoza no se puede permitir”.

Por tanto, la derrota del Tecnyconta Zaragoza ha acarreado muchos problemas. El club aragonés se encuentra una victoria por encima del descenso, aunque lo más preocupante es recuperar el nivel de juego. La afición mostró su descontento durante el choque.

Jorge Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *