EDITORIAL: El reto de Susana Díaz

Ya se ha deshojado la margarita: Susana Díaz aspirará el próximo 21 de mayo a convertirse en la próxima secretaria general del Partido Socialista frente a Pedro Sánchez y Patxi López. El anuncio oficial se produjo en una puesta de largo el pasado domingo en IFEMA, Madrid, un acto al que asistieron los pesos pesados del partido, o sea, buena parte de los barones territoriales y dirigentes históricos como Felipe González, Alfonso Guerra, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Bono, entre un largo etcétera.

La Presidenta de Andalucía lograba congregar a 9.000 personas provenientes de toda España, una exhibición de poder del aparado sin precedentes en los últimos años. Sin embargo, nos preguntamos cuanto de ese baño de masas es real, porque no olvidemos en una parte nada desdeñable de la militancia activa del PSOE no despierta simpatías por el papel jugado en el comité federal del pasado 1 de octubre ocasionando la dimisión de Pedro Sánchez, tampoco olvidemos a una parte importante de los votantes que la observan como el discípulo de Felipe González y por ende bendecida por el Ibex 35, ni tampoco la desconexión de jóvenes y demás ciudadanía de mediana edad a la que le cuesta trabajo identificarse con su discurso y estilo cañí.

Previsiblemente Susana Díaz se convertirá en la nueva líder de los socialistas gracias al apoyo de todo el aparato, pero pasar del poder orgánico al institucional es harina de otro costal. Ahí no se trata de dirigirse a 190.000 militantes, sino ofrecer un proyecto de país a 46 millones de ciudadanos. ¿Será capaz de superar el reto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *