El Real Zaragoza pierde contra el Getafe en una mala segunda parte

El Real Zaragoza perdió 1-2 contra el Getafe en un partido donde, como ya es costumbre, se realizó muy mala segunda parte, concediendo dos goles en ella. Con este resultado, el equipo vuelve a su dura realidad, que es conseguir esos deseados 50 puntos que permitirían respirar al equipo y pensar ya en la siguiente temporada.

La previa del partido parecía prometedora. Una Romareda más llena de lo normal, con una gran cantidad de niños, acogía lo que iba a ser un partido en el que, si el Real Zaragoza conseguía la victoria, podía recortar distancias con los de arriba y pensar en un objetivo más allá del descenso, los playoffs. Sin embargo, el partido requería de la máxima concentración y los mínimos fallos. Frente a ellos, el Getafe, posicionado en puestos de playoffs y con un equipo muy serio, con Jorge Molina, el ex del Real Betis Balompié, como principal goleador con 15 goles.

César Laínez ya avisaba en la previa del partido que no sería nada fácil: “Para mí, viene un equipo que, con el Rayo Vallecano, tiene la mejor plantilla de Segunda División. Si sumamos minutos en primera de todos los jugadores del once inicial con el que partirá el Getafe, podría ser un equipo de la zona media-baja de Primera División”.

También analizó al equipo de Bordalás, entrenador del Getafe: “Sus equipos tienen una identidad propia, no te regalan nada y aprovechan al máximo tu error, es el equipo con las transiciones más rápidas defensa-ataque que existe en la Segunda División y tiene jugadores de los que cualquiera que salga arriba junto con Jorge Molina son auténticos puñales”.

Jose Enrique disputando un balón con Jorge Molina. Fuente: José Fernández

El partido comenzó con algunos cambios en el once inicial. Leandro Cabrera era baja por lesión, y entraba en su lugar Jorge Casado. Por otro lado, Laínez seguía con la intención de ubicar a Jose Enrique de central para una mejor salida de balón, y Cani sustituía a Javi Ros, titular en los últimos partidos.

En la primera parte, el Real Zaragoza ofreció un juego combinativo, gozó de numerosas ocasiones para adelantarse en el marcador, pero a su vez, el Getafe también gozó de algunas ocasiones, contando con un rebote que dejó en un mano a mano a Portillo contra Ratón, pero desaprovechó la oportunidad tirando fuera de los tres palos.

Rondaba el minuto 40 de juego cuando Cani levantó la cabeza, vio el desmarque de Ángel y le colocó un pase medido a la espalda de la defensa que el delantero no desaprovechó para marcar el 1-0. Era el gol 20 de Ángel, que continuaba con una racha increíble. La Romareda cantaba al unísono: “Ángel quédate, ángel quédate”.

Ángel celebra el 1-0. Fuente: José Fernández

La primera parte acabó sin ningún movimiento más en el marcador, con el resultado de 1-0, en la que el Real Zaragoza se mostró un equipo que podía competir contra un conjunto tan bien posicionado en la tabla como es el Getafe, que acabó con 4 amarillas en el primer tiempo.

Sin embargo, como ya lleva acostumbrando el equipo, la segunda parte no fue lo mismo. El equipo empezaba a acusar el cansancio y el Getafe cogía las riendas del partido, atacando de forma muy clara, sin que el Zaragoza pudiese reaccionar. Tal es así que en el minuto 64, un mal despeje por parte de la defensa zaragocista cayó al pie de Molinero, que sin oposición ninguna controló dentro del área, para poner el balón en los pies de Jorge Molina, que no fallaba desde el área pequeña y ponía el 1-1.

El equipo necesitaba cambios, y Laínez cambió a Cani por Javi Ros. Edu Bedía comenzaba a mostrar también símbolos de cansancio, pases que se quedaban cortos, una tarjeta amarilla por llegar tarde…

Sin embargo, antes de que el equipo pudiese reaccionar con los cambios, un centro de Damián Suárez rematado por el Getafe dio al palo, con la mala fortuna de que golpeó en Álvaro Ratón, colándose dentro de la portería y poniendo el 1-2 en el luminoso.

De nuevo el Real Zaragoza pasó de tener los tres puntos contra un rival directo a ser remontados, esta vez incluso en su propio estadio. Por ello, el equipo intentó con todo el gol que pusiese el empate en el marcador para conseguir al menos un punto. Edu Bedía fue cambiado por Samaras y Casado por Valentín.

Del Real Zaragoza fue la última gran ocasión, en la que Ángel recibió un centro que le dejó solo frente al portero, pero no consiguió conectar el esférico.

Ángel se lamenta tras fallar la última ocasión. Fuente: José Fernández

El Real Zaragoza volvió a dejarse puntos en su estadio, en una buena primera parte, pero que quedo empañada de nuevo por la segunda. A pesar del fallo de Ángel en el último minuto, cabe destacar la reacción de la afición coreando su nombre, sabedores de la importancia que han tenido sus goles para estar en la posición en la que se encuentra ahora mismo el Real Zaragoza y no en una más baja.

Al finalizar el partido, César Laínez afirmó: “Hoy creo que han tenido más acierto que nosotros, partido igualado, pero el acierto es importantísimo y lo han tenido a su favor. La gente piensa que es fácil, pero venía un equipo con muchos minutos acumulados en primera división, con experiencia… El mundo del fútbol es acierto y hoy no ha estado a nuestro favor”.

En relación al estado físico del equipo y a los cambios, recalcó: “Muchos cambios vienen condicionados por el estado físico de los jugadores, ojalá pudiese hacer los tres cambios tácticos porque aportarían más, pero ellos no llevan tal vez el físico adecuado para durar los 90 minutos con esa exigencia”.

El próximo partido de liga será contra el Reus Deportiu, sin duda una oportunidad para acercarse a esos 50 puntos de la tranquilidad, y ya si cabe, pensar en algo más, a pesar de estar muy difícil.

Pablo Palomares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *