El Real Zaragoza mejora en su estreno en la Romareda y empata frente al Granada

Pombo y Borja celebran el tanto zaragocista

El Real Zaragoza empató a 1 frente al Granada en un partido en el que mejoró la imagen mostrada en Tenerife y en el que mereció ganar. Pedro Sánchez adelantó a los visitantes en la primera parte y Borja Iglesias, de penalti, igualó el choque en la segunda mitad.

Los días previos al partido de estreno del Real Zaragoza en la Romareda fueron un tanto extraños. El viernes, el club emitió un comunicado titulado “¿Por qué no desaparece el Real Zaragoza?”, en el que explicaba la situación del equipo y criticaba la falta de apoyos por parte de otras instituciones y los reproches de los aficionados a la gestión de la directiva. Al mismo tiempo, los grupos Ligallo y Avispero, anunciaban que no animarían durante el encuentro debido a la retirada de sus pancartas del estadio. Estos hechos provocaron numerosas reacciones entre los seguidores zaragocistas.

No obstante, la gente tenía ganas de fútbol y de ver cómo reaccionaba el equipo tras la derrota en el Heliodoro. El encuentro sirvió para ilusionar y demostrar a la afición de lo que es capaz la nueva plantilla cuando combina y tiene la pelota. Sobre todo en la segunda parte, el conjunto blanquillo neutralizó al Granada y gozó de numerosas ocasiones para haber marcado algún gol más, siendo muy superior.

En la rueda de prensa previa al partido, Natxo González habló sobre cómo estaba evolucionando el trabajo de la plantilla: “Cuesta interiorizar el método Natxo González, porque queremos manejar muchas variantes y situaciones. Somos un equipo diesel que trabaja para ser rápido en el futuro”

Asimismo, el técnico vasco analizó al conjunto nazarí: “Es uno de los tres equipos más potentes a nivel económico, pero eso no equivale al éxito o a que tengan más opciones de ganar en La Romareda. Sabemos que esta categoría es muy equilibrada”

La alineación presentó dos cambios con respecto a la pasada jornada. Ángel Martínez se recuperó a tiempo de sus molestias y sustituyó a Delmás en el lateral. En el centro del campo, Febas se quedó en el banquillo y Javi Ros formó trivote junto a Eguaras y Zapater.

El partido comenzó sin un dominador claro. Ninguno de los dos conjuntos conseguía crear oportunidades claras para perforar la portería rival. En el minuto 17, Borja Iglesias gozó de la mejor ocasión hasta el momento. El delantero gallego se plantó mano a mano con Javi Varas tras recoger un mal pase de Alex dentro del área, pero el portero nazarí detuvo el disparo.

Sin embargo, pocos minutos después los andaluces sí supieron aprovechar un error defensivo del cuadro local. En el minuto 23, un pase de Eguaras sorprendió a Valentín y le hizo dudar de salir a por el balón, cometiendo una peligrosa falta al borde del área para frenar el contraataque. El exzaragocista Pedro Sánchez, que durante las dos temporadas que militó en el conjunto aragonés no marcó ningún tanto a balón parado, sorprendió a Ratón enviando el balón al fondo de las redes por debajo de la barrera.

A partir del gol, el Granada se encerró en su campo y se limitó a desbaratar las acometidas locales. Buff, activo durante todo el encuentro al jugar en su posición natural, estuvo a punto de anotar un gol olímpico, pero el balón golpeó en el larguero. En la última jugada de la primera mitad, Borja Iglesias mandó alto un gran pase del suizo.

Tras el descanso, el Real Zaragoza continuó con sus acometidas en busca de la igualada, a diferencia de la pasada temporada, en la que el equipo se desinflaba por la falta de físico y de calidad. Pombo tuvo en sus botas la primera gran ocasión de la segunda parte. El cantero enganchó de volea un pase medido de Alberto Benito, pero Javi Varas, el mejor del bloque visitante, envió el esférico a córner. El tiempo transcurría y las ofensivas zaragocistas no cesaban, pero los aragoneses veían como la falta de precisión impedía alcanzar el tan ansiado tanto.

Borja Iglesias en el momento de lanzar el penalti

En el minuto 70, Eguaras envió un balón largo a Borja Iglesias, quién cayó en el área debido a uno de los habituales agarrones que el delantero tiene que aguantar todos los partidos. En este caso, el árbitro sí señaló la pena máxima. El ariete gallego no falló y puso las tablas en el marcador. Natxo González decidió que era el momento de introducir cambios para alcanzar la victoria. Toquero entró en lugar de Pombo y, poco más tarde, Febas lo hizo por Eguaras.

Los cambios del técnico vitoriano permitieron que el Real Zaragoza mantuviera la intensidad. La creatividad de Febas unida a la insistencia y lucha de Toquero provocaron una gran cantidad de situaciones de gol. Al poco tiempo de salir, Toquero, tras una magnífica jugada individual dentro del área, envió la pelota al poste.

A falta de 11 minutos, Baena vio la segunda amarilla y el Granada se quedó con un hombre menos. A punto estuvo Zapater de transformar la falta, pero Javi Varas, con una bella estirada, evitó la remontada zaragocista. Natxo González hizo el último cambio: Papunashvili entró por un destacado Buff. El georgiano gozó de una de las últimas oportunidades locales, pero de nuevo, Javi Varas, solventó la situación sin problemas.

El árbitro le muestra la tarjeta roja a Baena

Después del partido, el técnico vitoriano analizó el partido y la imagen mostrada: “Me marcho muy contento por el partido que hemos hecho. Es una pena que obtuviéramos tan poco premio para el buen trabajo que hemos realizado. Me quedo con la reacción del equipo, no les hemos permitido contraatacar. Me marcho muy orgulloso, esto nos da confianza de cara al futuro”.

El próximo domingo el Real Zaragoza se enfrentara al Córdoba en el Nuevo Arcángel. Una nueva prueba que permitirá ver si el equipo continúa con su progresión y es capaz de sumar una primera victoria que consolide la mejora.

Adrián Blasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *