El Real Zaragoza empata tras recibir un gol en los últimos minutos

El Real Zaragoza empató este viernes contra el Cádiz, 1-1, con un gol en los últimos minutos del equipo gaditano que deja tocado al Zaragoza tras tener en su mano la oportunidad de sumar tres puntos para no pensar en un posible descenso a la Segunda División B, que queda solamente a cuatro puntos.

El equipo aragonés necesitaba la victoria tras dos derrotas seguidas para permanecer en una posición cómoda en la clasificación. Por otro lado, el Cádiz llegaba al partido tras una victoria y un empate en el último encuentro contra el Nástic de Tarragona y necesitaba el triunfo para poder seguir luchando por los playoffs.

Jorge Fernández

César Laínez habló en la previa acerca de su rival: “Espero un equipo con una fe en sus posibilidades importantes. Hizo una primera vuelta irregular, pero en la segunda se ha afianzado con el tercer o cuarto puesto, con gente rapidísima en sus bandas”.

A lo que añadió: “Sin embargo, el peor partido que yo recuerdo del Zaragoza fue en Cádiz, en el que por los dos flancos nos hizo bastante daño”, avisando del peligro de su contrincante.

El partido comenzó con una Romareda rebosante. En la alineación, César Laínez introdujo la novedad de Feltscher en el lateral derecho por el ya habitual Isaac Carcelén. A esto se unía la ausencia en la convocatoria de Cani tras su expulsión en el partido anterior.

El equipo maño comenzó con una primera parte completa, donde Ángel tuvo la primera ocasión mano a mano contra el portero tras un excelente pase desde el lateral del centrocampista Edu Bedía. Posteriormente, en ese mismo córner, el Zaragoza tuvo de nuevo la oportunidad de adelantarse en el marcador, pero Marcelo Silvia desperdició la oportunidad. El equipo lideraba el partido en cuanto a ocasiones de gol.

En el momento en que iba a finalizar la primera parte, una pillería de Manu Lanzarote sacando rápida una falta cerca del medio campo habilitó a un José Enrique que se desmarcó por banda izquierda para poner un centro perfecto a la cabeza de Ángel, que llegaba así a la cifra de veintiún goles, poniendo el 1-0 en el marcador.

Ángel celebra el gol. José Fernández

Con esta jugada se puso fin a una primera parte dominada por el Real Zaragoza, pero con un Cádiz muy bien posicionado en defensa, que mantuvo en todo momento la atención en Ángel, Lanzarote y Pombo, cerrando muchos espacios.

Comenzada la segunda parte, el Cádiz tuvo una de las mejores ocasiones, en las que, tras una pérdida de balón, Álvaro García arrancó con el balón quedándose mano a mano frente al portero, Ratón, el cual dudo en su salida, concediéndole así la oportunidad de regatearlo, aunque finalmente Feltscher repelió el balón en la línea, lo que mejoraba la actuación del lateral derecho, el cual no cuajó un gran partido.

Laínez buscó revitalizar las bandas y cambió a Lanzarote por Xumetra en el minuto 60. Debido al cansancio de Edu Bedía, decidió introducir en el campo a Isaac Carcelén, el cual fue situado en banda derecha, arrastrando a Pombo al medio campo. El último cambio fue Barrera, el cual sustituía a Pombo, ovacionado por toda la Romareda a la vez que coreaban su nombre.

Sin embargo, el Cádiz, sin crear numerosas ocasiones, consiguió empatar el partido en el minuto 90, un gran mazazo para el equipo aragonés. Aitor García, tras un mal despeje por parte de la defensa zaragocista, consiguió conectar un gran disparo desde fuera del área que acabó dentro de la portería de Ratón.

Con este resultado, el Zaragoza se queda a poco más de tres minutos de sumar los tres puntos de la victoria, en un partido donde el equipo maño no se mereció empatar, ya que contó con suficientes ocasiones para cerrar el partido, sin embargo, el acierto no estuvo de su lado.

Al final del partido, César Laínez afirmó: “No estoy contento con cómo se ha acabado el partido, no puede ser que con 1-0 a favor en nuestra casa, con 20.000 personas animándote, acabar con tres faltas metidos en el área. No aprendemos de los errores y nos están lastrando a tener estos problemas hasta final de temporada”.

Además, hizo especial hincapié en los últimos minutos: “Me molesta acabar dentro del área los últimos 4-5 minutos del partido, en otros campos los últimos cinco minutos no se juegan y aquí sin embargo acabamos en nuestra área, y de esta manera pueden suceder cosas como la que ha pasado”.

De esta manera, el Real Zaragoza permanece en la décimo tercera posición, a solamente cuatro puntos del descenso. Por otro lado, el Cádiz permanece quinto, en posiciones de playoff, con 59 puntos.

El próximo partido será contra el Real Oviedo, el cual enlaza una mala racha, en la cual no ha conocido la victoria en los últimos seis partidos. Sin duda, una gran oportunidad para conseguir la victoria que daría ese respiro a un Real Zaragoza al que se le alarga cada jornada la tranquilidad de la salvación.

Pablo Palomares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *