El Real Zaragoza empata contra Osasuna en un apasionado e igualado encuentro

Borja Iglesias celebra el 1-0

El Real Zaragoza empató a 1 contra Osasuna, actual líder de la liga 123, y terminó la semana con un balance positivo al lograr 7 de los 9 puntos en juego. Borja Iglesias adelantó a los locales de penalti en la primera mitad y Oier igualó el choque cuando quedaban 20 minutos para el pitido final.

En esta última semana, el Real Zaragoza ha sido capaz de conseguir lo que llevaba buscando los últimos partidos: transformar el buen juego en puntos. Los resultados obtenidos son clara prueba de esto. El conjunto aragonés ha vencido al Numancia y Lorca y ha empatado contra uno de los equipos más poderosos de la categoría, anotando 6 goles y encajando tan solo 1. El hecho de que los menos habituales también aporten cuando Natxo realiza las rotaciones demuestra que es una plantilla compensada y con jugadores similares, a diferencia de años anteriores. Además, la afición sabe premiar la insistencia y lucha de los jugadores en cada encuentro y así se vio reflejado en las gradas y en la previa: 23.000 zaragocistas acudieron a La Romareda para presenciar un apasionante choque.

En la rueda de prensa previa al encuentro, Natxo González analizó la evolución del equipo y el enorme cambio que ha dado con respecto al inicio de temporada: “Veníamos con la tranquilidad de ir en el camino correcto. Los números que estamos teniendo ahora son consecuencia del trabajo colectivo. En las áreas tenemos más concentración, tomamos mejores decisiones. No es que hayamos pasado de repente del 1 al 10, hemos mantenido la línea de trabajo”.

Asimismo, el técnico vitoriano admitió que aún había margen de mejora: “Tener más continuidad ofensiva y ser más consistentes aún en defensa durante los 90 minutos. Pero no hay un aparato que pueda medir en qué punto estás. Como ya dije, veo a un equipo con una identidad y una forma de jugar. Lo que tenemos que hacer es ir dando pasos. Estábamos encajando demasiados goles y ahora llevamos dos partidos con la puerta a cero. Todo pasa por tener la fiabilidad de la que hablaba al principio. Habrá partidos buenos, regulares y malos, pero lo importante es que siempre tengamos opciones de ganar.”

En cuanto al once, Natxo introdujo varias modificaciones. En el lateral izquierdo, Oyarzun volvió a dejar fuera a Ángel. En el centro del campo, Eguaras regresó por Ros (se fracturó un dedo en Lorca), y Buff sustituyó a Guti. Además, Papunashvili debutó como titular en liga en detrimento de Toquero.

Osasuna salió con ganas de hacerse con el control del esférico y lo logró. En los primeros diez minutos, el Real Zaragoza era un mero espectador que no sabía cómo arrebatarle el balón al conjunto rojillo. Pudieron adelantarse los navarros en el minuto 5, pero David Rodríguez, algo escorado, envío su disparo al travesaño de la portería local. A partir del minuto 12, el partido fue completamente diferente: la escuadra aragonesa fue capaz de salir de su propio campo y desde ese momento, dominó toda la segunda parte gracias a la elevada presión que todos los jugadores ejercían en campo rival y que impedía la salida del balón visitante. No se hizo esperar la primera ocasión local: Papunashvili ganó en velocidad a la zaga navarra, pero cuando el georgiano iba a disparar, Sergio Herrera desbarató la oportunidad saliendo de la portería para tapar el tiro.

Sergio Herrera evita el gol de Papunashvili

Más tarde, en el minuto 37, Zapater dispuso de una falta muy cercana a la meta de Osasuna, pero en esta ocasión, el capitán zaragozano lanzó el esférico por encima del larguero. Sin embargo, 5 minutos después llegaría la acción más relevante de la primera mitad: Buff recibió dentro del área y Fran Mérida le zancadilleó. El colegiado señaló penalti y Borja Iglesias lo transformó a 3 minutos del final.

El comienzo de la segunda parte fue exactamente igual a cómo se había iniciado el partido: Osasuna dominaba el encuentro pero, en este caso, también gozaba de ocasiones claras para anotar algún gol. Además, el equipo aragonés se echó atrás y Natxo introdujo a Pombo por un Febas cansado, perdiendo completamente la posesión de la pelota.

El primer aviso navarro de la segunda mitad llegó en el minuto 66. Mateo consiguió rematar dentro del área pero Cristian Álvarez con una fenomenal estirada y presumiendo de reflejos evitó el gol. Esto hizo que Natxo reaccionase e introdujo a Guti por Buff. No obstante, poco después el guardameta argentino tuvo que volver a desviar a córner una falta envenenada de Roberto Torres. En el mismo córner, nada pudo hacer y Oier puso las tablas con un cabezazo en el primer palo.

El técnico vitoriano agotó los cambios e intentó despertar al equipo con la entrada de Toquero por Papunashvili. Sin embargo, fue Osasuna quien estuvo a punto de marcar en el minuto 86: Mateo se zafo de la zaga maña con un recorte, pero su disparo fue manso y acabo en las manos de Cristian. Guti replicó pronto y pudo conseguir el gol de la victoria en el minuto 89, pero decidió no lanzar a portería y su pase atrás fue despejado por la defensa rojilla. En la misma jugada, Pombo fue expulsado por un pisotón sobre Fran Mérida.

El árbitro enseña la tarjeta roja a Pombo

Tras el encuentro, Natxo González analizó el transcurso del mismo: “Ellos empezaron mejor, pero hemos ido creciendo. El partido ha sido muy igualado. Ellos tras el descanso han querido quitar el balón. Son un conjunto que compite bien, con jugadores de gran calidad y experiencia. Ha estado muy nivelado, con pocas ocasiones y con importancia de los detalles, los goles han sido a balón parado”.

Por otra parte, el entrenador vasco agradeció el apoyo de la afición: “Ha sido increíble cómo nos ha recibido y cómo nos ha animado. Que tengan seguro que nos dejaremos todo y nos vaciaremos por ellos. Ojala todo esto tenga continuidad porque es nuestro objetivo”.

Con el punto logrado, el Real Zaragoza se encuentra en la 10º posición, con 13 puntos, a 4 del playoff y a 6 del ascenso directo. El sábado a las 20:30 en Sevilla dispondrá de una nueva oportunidad para acercarse a los puestos nobles de la categoría de plata.

Adrián Blasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *