El Real Madrid no consigue despedirse con victoria

Luca Zidane salta para atrapar un balón en el encuentro ante el Villarreal | @Real Madrid
Luca Zidane salta para atrapar un balón en el encuentro ante el Villarreal | @Real Madrid

La liga ya se ha acabado y el Real Madrid ha sumado 76 puntos, quedándose a 17 del primer clasificado, el F.C. Barcelona. No ha sido una buena temporada para el quipo de Zidane, que se ha dejado puntos en partidos que a priori no parecían preocupantes y ha acabado la temporada en tercera posición.

Este fin de semana, el Real Madrid empató a dos ante el Villarreal en el estadio de La Cerámica. Aunque la mente del club madridista esté en la final de la Champions en Kiev, la plantilla quería despedirse de la liga con una victoria, pero no fue posible.

El partido comenzó con una gran sorpresa: la presencia de Luca, el hijo de Zidane, debajo de los tres palos. El debut del guardameta fue totalmente inesperado. El Real Madrid salió metido en el partido y creando ocasiones. Bale tan sólo necesitó once minutos para batir la portería de Andrés Fernández con un disparo ajustado al poste. El galés, de nuevo titular, volvió a marcar y a demostrar que quiere un hueco en el once titular de la final de Kiev.

Zidane optó por darle minutos a Cristiano tras su leve esguince de tobillo que le impidió jugar la semana pasada. El portugués estaba con ganas, y en el minuto 32 anotó el segundo para su equipo tras saber aprovechar un buen centro de Marcelo. Para evitar recaídas en la lesión y no forzar demasiado, Zidane lo reemplazó a los 63 minutos por Benzema.

El Real Madrid fue el claro dominador del encuentro durante la primera mitad, pero en la segunda fue el Villarreal el que se hizo con el mando del partido.

Los de Calleja se fueron acercando poco a poco a la portería de Luca Zidane, hasta que, en el 70, Roger Martínez, recién ingresado al terreno de juego, lograba acortar distancias con un golazo por la escuadra. El Real Madrid no reaccionó y apenas se acercó a la portería de Andrés Fernández. En el minuto 84, el Villarreal logró el objetivo por medio de Castillejo, que logró igualar el encuentro tras un error de Luca Zidane.

El marcador no se volvió a mover, y el Real Madrid no pudo despedir la liga de la manera deseada.
Ahora, la gran incógnita es quiénes formarán el once titular en Kiev. Bale, Isco o Benzema. Esa es la cuestión. Solo hay dos huecos para tres jugadores. Bale ha marcado en todos los encuentros de la recta final de la temporada: lo hizo en el Clásico, lo hizo ante el Celta y lo volvió a hacer ante el Villarreal. El galés ha llegado a la recta final de la temporada en plena forma. Lo mismo pasa con Isco, que partido tras partido demuestra que merece un hueco en el once. Benzema, que en el partido ante el Villarreal no tuvo tantos minutos, supo aprovecharlos bien. Además, sus grandes actuaciones en el Clásico y ante el Bayern dejaron claro que el francés puede ser decisivo en la final. Todo esto, sin olvidar a Asensio y Lucas Vázquez, que, aunque parezca que se han quedado en un segundo plano, siempre que tienen minutos los aprovechan al máximo.

Sin duda alguna, Zidane tiene una decisión más que complicada para elegir el once.
El Liverpool, por su parte, se concentró la semana pasada en Marbella para preparar el choque. Lo hizo entre fuertes medidas de seguridad que velaban por las estrategias que utilizará el club inglés. Los de Jurgen Klopp están ya de vuelta en Inglaterra, y ultiman las preparaciones para la gran final del día 26.

Adriana Lopez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *