El PSOE inicia un nuevo tiempo

El PSOE presenta en el marco del 39 Congreso Federal la que va a ser su nueva estructura programática y organizativa para conquistar La Moncloa 

El nuevo secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, presentó el pasado fin de semana en el recinto de IFEMA en Madrid , y arropado por miles de militantes, la renovada ejecutiva que capitaneará el PSOE en los próximos años.

Pese a la legitimación de su proyecto, durante la celebración del congreso se pudo observar como el flamante líder socialista sigue sin contar con el apoyo de algunas grandes cabezas pensantes del partido, mas bien con su oposición, lo que puede hacer peligrar, aun con el blindaje, la viabilidad del modelo sanchista en el tiempo.

Congreso con claroscuros

Durante la jornada del sábado, se inauguró el cónclave con la invitación a sumarse al debate a lideres internacionales como el primer ministro portugués, Antonio Costas o el presidente de los socialistas europeos, Gianni Pitella, a los que se sumaron además los sindicatos UGT y CCOO. Estuvieron representados lideres del PSOE críticos como Zapatero, Rubalcaba, Susana Díaz o Felipe González, mediante un corto vídeo, pero al día siguiente desaparecieron, visibilizando su distancia con el proyecto sanchista.

El domingo se votaron los nombres a las candidaturas federales, presentándose después la estructura final de la ejecutiva. Con un discurso intenso, lleno de guiños a temas de gran calado social, Sánchez consiguió levantar al pabellón en la clausura del Congreso, logrando así ocultar el ambiente tenso que mantiene con el viejo aparato. Durante las alrededor de dos horas que duró el acto, el renovado PSOE buscó sacar músculo para intentar demostrar el nuevo tiempo que parece acaba de comenzar la socialdemocracia española.

Mientras sonaba una atronadora Sweet Child O’ Mine de Guns N’ Roses como telonera, símbolo de la modernización en Ferraz,  Sánchez fue desgranando los temas en los que pretende poner el acento: medio ambiente, violencia de género, derechos laborales o la lucha contra la corrupción fueron algunos de los principales, recuperando las esencias, en teoría perdidas tiempo atrás, y enviando así un mensaje a su principal competidor, Pablo Iglesias.

Sánchez no se olvidó a su vez en su alegato de remarcar la necesidad de desbancar a Rajoy de la presidencia. El madrileño planteó la posibilidad de llegar a un entendimiento con las “fuerzas del cambio”, en una evidente alusión a Podemos y Ciudadanos, creando un espacio dentro del Congreso de los Diputados que permita generar acuerdos en varias direcciones para derogar algunas leyes de los populares como la mordaza o la laboral.

Una ejecutiva de caras nuevas y viejos conocidos

Con algunos minutos de retraso con respecto a la hora oficial, comenzaron a desfilar los nuevos integrantes de la ejecutiva socialista, aprobada con el 70,5% de los votos, uno de los resultados mas bajos de los últimos Congresos. En un ambiente distendido, llamados por orden con la intensidad de un speaker en un partido de baloncesto, se fueron presentando los principales cargos y los distintos secretarios de cada una de las áreas.

Además de la secretaría general, representada por el ganador de las pasadas primarias, Pedro Sánchez, la presidencia del partido recayó en una conocida Cristina Narbona, ministra de Medio Ambiente del gobierno de Zapatero y firme defensora de las causas ecologistas, y la vicesecretaria general en la joven Adriana Lastra.

En cuanto a las secretarías de área mas importantes, la de Organización la ostentará José Luis Abalos, actual portavoz en el Congreso hasta que le sustituya en los próximos días la magistrada Margarita Robles, la Portavocía Óscar Puente, alcalde de Valladolid, y la de Política Institucional y Administraciones Públicas Alfonso Gómez de Celis.

Resto de secretarías de área

Es destacable asimismo un movimiento de tenue integración, con la inclusión de Patxi López, que fue oponente en la carrera por el control del partido, en la secretaría de política federal y Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, y uno de los barones mas críticos con Sánchez junto al presidente de Aragón, Javier Lambán, que presidirá finalmente el Consejo de Política Federal.

Reacciones ante el nuevo PSOE

Después de presentarse oficialmente la nueva imagen del PSOE, las reacciones en el propio partido y el resto de las formaciones no se han hecho esperar. Por un lado, un grupo de críticos socialistas le han reprochado desde el minuto uno falta de integración real, demostrada con la ausencia de nombres como Eduardo Madina o Elena Valenciano. Entre los principales indignados con Sánchez se encuentran Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, y Fernando Lastra, portavoz del Parlamento Asturiano, que consideran “sectaria” la nueva organización interna.

Aunque los ánimos siguen caldeados en las filas socialistas, la militancia parece satisfecha y la mayor parte de cargos aprueban, con mayor o menor pasión, el periodo que se abre a partir de ahora. Lambán, secretario general del PSOE Aragón, además de presidente de la DGA, dice estar “a disposición de Sánchez”y otros como la presidenta andaluza Susana Díaz afirman que “no le confrontarán”

En el PP, su vicesecretario, Pablo Casado, ha criticado la “radicalización” del líder socialista y ha afirmado que cree que carece de “ningún principio político” siguiendo la línea mantenida por los de Génova 13 en los últimos días. Mientras, en Podemos cuestionan la propuesta de Sánchez de negociar para despachar a Rajoy de La Moncloa por, en palabras del Secretario de Organización, Pablo Echenique, “falta de concreción”. En Ciudadanos, por otro lado, su líder Albert Rivera considera que ha sido derrotado el “PSOE constitucionalista”, tras abogar por la España plurinacional, y rechaza pactar con los socialistas.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *