El PSOE de Sánchez arranca tras el Congreso Federal

Pedro Sánchez / Fuente: EFE

Tan solo unos días después del 39º Congreso Federal del PSOE, se comienzan a vislumbrar las cuales serán las claves del nuevo PSOE de Sánchez. La reivindicación de un Partido Socialista en la izquierda y una enemistad total con el Partido Popular marcarán la hoja de ruta del nuevo PSOE.

Cambio de parecer sobre el CETA

Pedro Sánchez confirmó al comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, que el PSOE se abstendrá en la votación del Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá la próxima semana. Sánchez criticó que en las más de 1000 páginas del Tratado solo hubiera 4 relativas a “nuestros derechos medioambientales”. “Tenemos diferencias en el modo de resolución de las disputas, en el desequilibrio en la protección de los derechos laborales frente a los inversores y en la ausencia de penalizaciones en la violación al Tratado”, añadió el recién elegido Secretario General del PSOE.

La decisión de abstenerse supuso un cambio radical, pues tan solo el día anterior el PSOE había votado a favor del Tratado en la comisión de exteriores. El Tratado, que ha supuesto la división del socialismo europeo, cuenta con el apoyo del comisario socialista Moscovici, quien explicó a Sánchez sus motivos para defender el Tratado. Ser de izquierdas “no es estar en contra de la globalización”, espetó el comisario a Sánchez. La nueva portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, ha admitido que el cambio de parecer del PSOE sobre el CETA ha sido “un poco precipitado“.

Para Mariano Rajoy, este cambio de rumbo del Partido Socialista es “una mala noticia”. “En mi opinión esto es un error porque además Canadá es un país que tiene unos estándares muy similares en términos de respeto a la libertad, de derechos humanos, progreso económico, bienestar social, Estado de bienestar… muy similares a los que tiene Europa. Si no aprobamos el Tratado de Libre Comercio con Canadá, no sé qué tratado de libre comercio vamos a aprobar. Pero, en fin, espero que esto se pueda arreglar”, comentó el Presidente del Ejecutivo español.

Futuro incierto de los líderes territoriales críticos

Con la nueva configuración de la ejecutiva del PSOE, que no cuenta con la presencia de barones territoriales a excepción de Patxi López, se plantea cual será el futuro de estos al frente de sus respectivas agrupaciones. Todos los líderes socialistas territoriales se postularon en las primarias a favor de Susana Díaz, salvo la dirigente balear, Francina Armengol, que apostó por Sánchez; el catalán Miquel Iceta, que se mantuvo neutral, y el vasco Patxi López, ya que era candidato a la Secretaría General.

Desde la dirección del PSOE han afirmado que no iban a forzar la salida de ninguno de los líderes actuales, pero que tampoco iban a impedir candidaturas alternativas. “No vamos a alentar candidaturas alternativas a nadie, pero tampoco las vamos a cercenar”, precisó el alcalde de Valladolid y actual portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Oscar Puente. Durante el Congreso Socialista del pasado 20 y 21 de junio, se acusó a la ejecutiva de Sánchez de falta de integración de los líderes críticos.

El PP como enemigo principal

Pedro Sánchez dejó esta semana claro que considera al Partido Popular como el principal enemigo. El nuevo secretario general de los socialistas ha confirmado su intención de sacar al PP del gobierno, y si no consigue un acuerdo de Podemos y Ciudadanos para efectuarlo, Sanchez informó que tratará de “desmantelar las principales reformas del Gobierno de Rajoy.

La actuación del PSOE de Sánchez tras el Congreso Federal supone la ”podemización” de los socialistas, a juicio del PP. Desde el partido del Gobierno, han pedido moderación a Sánchez y han asegurado estar “consternados” por los nuevos pasos del PSOE, y que dificultan las posibilidades de entendimiento entre el PP y el principal partido de la oposición. Ante estas acusaciones, Sánchez ha declarado que “no deja de ser curioso que Rajoy me pidiera moderación cuando toda la cúpula del PP tiene que declarar en Gürtel”. “Así que, desde aquí, nosotros le pedimos decencia y ejemplaridad”, añadió el dirigente socialista.

La crítica más dura a las acusaciones de “podemización” del PP, vinieron por parte de la diputada Zaida Cantera: “Yo les diría que ellos dejen de hacer el sinvergüenza, de robar y que dejen de levantar el brazo al ‘Cara al Sol'”, sentenció Cantera, antigua Comandante del Ejército de Tierra conocida por haber sido víctima de acoso sexual por parte de un superior. “No nos estamos podemizando, en absoluto”, recalcó la diputada.

Intento de acuerdo con Podemos y Ciudadanos

Con el fin de acercarse a sus objetivos de sacar al PP de las instiuciones, Sánchez ha llamado por teléfono a Pablo Iglesias y a Albert Rivera. La llamada con Iglesias se extendió durante media hora, mientras que con el líder de Ciudadanos tan solo conversó 10 minutos. Sánchez acordó reunirse con Iglesias el próximo martes, y también se verá con Rivera a lo largo de la próxima semana.

Iglesias afirmó estar “encantado de la disposición de Sánchez al diálogo”. Sánchez propuso a Iglesias colaborar, junto a otros partidos, en un plan de rescate a los jóvenes en diferentes ámbitos, como becas o precariedad. Podemos y el PSOE ya se unieron en la votación para reprobar al ‘número dos de Interior’, José Antonio Nieto. PP, Ciudadanos y PNV se abstuvieron, mientras que ERC y PDeCAT votaron a favor junto al PSOE y Podemos.

Por su parte, Rivera avisó de que su partido no entrará en el bucle de Podemos y el PSOE. “El ‘no es no’ ya pasó, el movimiento se demuestra andando, no con el puño en alto”, sentenció el líder del partido naranja ante su grupo parlamentario. Rivera también recordó que  ”Pedro Sánchez no es diputado”, mientras que la labor de los parlamentarios de Ciudadanos ha sido durante los últimos meses “un síntoma de cómo se hace política útil”.

Ignacio López Soláns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *