El PP se desentiende de la economía digital

EuropaPress

Tras el análisis de los programas presupuestarios dedicados a impulsar el avance de la digitalización y de la sociedad de la información para el año 2017, hemos comprobado que el gobierno del Partido Popular demuestra muy poco interés en los avances de la tecnología y las telecomunicaciones como principal herramienta del cambio que está sucediendo en la economía mundial.

El Gobierno ha creado un nuevo ministerio, de Agenda Digital, al que le asigna un escaso presupuesto, con un recorte de más del 17% respecto de los aprobados para el año 2016 y muy por debajo de lo que estos mismos programas de gasto disponían en el año 2011, último de Gobierno Socialista. Desde este punto de vista está claro que estos presupuestos no se pueden considerar como los más adecuados para acometer el impulso digital que este país y sus ciudadanos necesitan.

Centrándonos en los proyectos que se dibujan en estos programas apreciamos que no son la herramienta necesaria para revertir las debilidades que todavía presenta nuestra sociedad en el entorno digital. Así, según los datos del último informe sobre el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales de la Comisión Europea (DESI), España ocupa el puesto 14 entre los 28 Estados miembros de la UE en el avance hacia una economía y una sociedad digitales. Nuestro país presenta muchas debilidades, principalmente del lado de la demanda, con un crecimiento muy lento en el uso de Internet, niveles de avance muy inferiores en materia de competencias digitales básicas, (solo el 53% de las personas de entre 16 y 74 años de edad tienen competencias digitales básicas), y muy bajos niveles de confianza en el ámbito digital.

Del mismo modo, se mantienen, y en algunos casos aumentan, las brechas digitales geográficas, principalmente entre zonas rurales y urbanas, las económicas o las de género. Es imprescindible la apuesta decidida por políticas concretas que funcionen como auténticos tratamientos de choque para reducir este tipo de desigualdades. Desde el grupo socialista consideramos que el Proyecto de Presupuestos del Estado, para esto, es claramente insuficiente.

Concluimos que la desaceleración en el proceso de desarrollo digital en determinados ámbitos de nuestra sociedad exige, en definitiva, una revisión inmediata de los objetivos marcados en la Agenda Digital de 2013-2016, ya claramente desfasada. En este sentido, el Mercado Digital Único Europeo debería ser un revulsivo que incentivara al Gobierno a actuar con ambición y convicción, tratando de situar a nuestro país en el lugar que le corresponde dentro de la Unión Europea. Para ello, es fundamental que la “cuestión digital” vuelva a ocupar, de forma prioritaria, la Agenda del Gobierno, y no son precisamente estos ajustes presupuestarios la mejor vía para alcanzar esa meta.

Oscar Galeano, diputado del PSOE en el Congreso de los Diputados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *