El PP, perseguido por la corrupción

Luis Bárcenas – Fuente: El Confidencial

El PP, a juicio

La destrucción de los discos duros de los ordenadores que usaba Luis Bárcenas es un tema que mediáticamente ha perseguido al Partido Popular desde hace cuatro años. Esta semana se ha conocido que el asunto también estará presente en los tribunales: la audiencia provincial de Madrid sentará en el banquillo al PP por supuesto delitos de daños informáticos y encubrimiento.

En concreto, deberán declarar, además del PP como persona jurídica;  la actual tesorera del partido, Carmen Navarro; el abogado Alberto Durán y el exresponsable informático José Manuel Moreno.  Los magistrados del caso sostienen que el partido destruyó los discos duros para evitar que posibles informaciones de una supuesta contabilidad b trascendieran a la causa judicial abierta: “Se impidió así con el borrado de los datos la realización de una diligencia considerada relevante en una causa criminal de indudable trascendencia”.

La fiscalía de Madrid, con José Javier Polo al frente, había rechazado juzgar al PP por estos supuestos hechos. Han sido las acusaciones populares las que finalmente han logrado que así sea, destacando Izquierda Unida, que reclama 5 años de prisión para los tres acusados y 11 millones de euros de multa para el partido. El hecho de que no haya ninguna acusación particular (el propio Bárcenas se retiró como tal hace un año), podría favorecer que se archivase la causa.

El secretario de organización del PP ha afirmado que “El Partido Popular respeta las decisiones judiciales pero no las comparte”. Maillo ha resaltado que “el ministerio público no acusa”, si no que “quien ha impulsado este proceso han sido dos clásicos de las acusaciones populares: Izquierda Unida y Adade (Asociación de Abogados Demócratas por Europa)”. El popular ha acusado a estos últimos de complicidad con el PSOE.

Ignacio González

Ignacio González salió de prisión la semana pasada tras abonar una fianza de 400000 euros. Antes de ingresar en el penal de estremera hace 7 meses, quien fuera presidente de la Comunidad de Madrid sospechaba que tanto el PP como el se esforzaban por atacarle y hundir su carrera política. Así lo revelan unas conversaciones intervenidas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el marco de la “Operación Lezo”.

Según las conversaciones pinchadas y la opinión de González, el expresidente madrileño acudió a comisaria a denunciar un supuesto espionaje realizado por el PP en un viaje a Colombia en el año 2008. González dice que tras interponer la denuncia, podía haber dado carta blanca a ser judicialmente investigado por las posibles acciones ilegales que podrían contener las grabaciones del detective.

Francisco Granados

David Marjaliza, el presunto “conseguidor” de la trama Púnica habría pagado comisiones a “alguna que otra” decena de políticos de distintos partidos, según ha admitido en sede judicial. El considerado cerebro de la trama, ha explicado este jueves dentro del juicio por el chivatazo a Francisco Granados que tenía una libreta donde apuntaba regalos o pagos en B efectuados desde su entramado, apareciendo Granados en ella.

Marjaliza ha expuesto que su entonces socio, Francisco Granados, recibió una llamada del guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino, advirtiéndole que agentes del cuerpo estaban “haciendo cosas, seguimientos o algo” en el entorno de los negocios de Marjaliza. Según Marjaliza, Granados le mandó quemar los documentos que guardaba en sus oficinas “en un día de niebla” para no levantar sospechas, ya que la llamada que había recibido “tenía una pinta muy mala”.

Ignacio López Soláns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *