El PP afronta su crisis de liderazgo a la espera del Congreso extraordinario

Saénz de Santamaría (Izquierda) y Cospedal, en las celebraciones del pasado Dos de Mayo en la Real Casa de Correos de Madrid // EFE
Saénz de Santamaría (Izquierda) y Cospedal, en la celebración del pasado Dos de Mayo en la Real Casa de Correos de Madrid // EFE

El próximo lunes 11 de junio la junta directiva nacional del Partido Popular decidirá la fecha en la que se celebrará el próximo congreso extraordinario del que saldrá el nuevo candidato para hacerle frente al gobierno de Pedro Sánchez. A pesar de que aún ningún miembro del partido ha querido oficializar su candidatura, mucho se habla en Génova 13 de la posibilidad de tener que elegir entre Alberto Núñez Feijóo (favorito entre la mayoría de simpatizantes y militantes del partido), María Dolores de Cospedal y la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría.

Fuentes cercanas al partido consultadas por el diario El País señalan que el actual presidente de Galicia, Núñez Feijóo, sería un buen candidato para liderar el partido: “es el que más ilusiona ahora al alfiliado del PP, que es de lo que se trata”, señala un dirigente popular que visiona una desventaja muy importante de poner a Feijóo, que no tiene escaño en el Congreso, al frente del partido: “¿Vamos a estar un año y medio sin que el candidato haga oposición en el Congreso a Pedro Sánchez? ¿Quién va a ocupar ese espacio para evitar que lo haga Albert Rivera?”, advierte.

Por otra parte, tanto María Dolores de Cospedal como Soraya Saénz de Santamaría no han tenido ningún problema en escenificar su enfrentamiento por alcanzar el poder del partido. En numerosas ocasiones, se han podido ver y notar ciertas hostilidades entre las dos dirigentes. La última ocasión surgió en la Real Casa de Correos, sede del gobierno de la Comunidad de Madrid, con motivo de la celebración de los actos del Dos de Mayo. Durante los minutos previos al comienzo del evento, la silla que debía ocupar  el presidente madrileño (en funciones por aquel entonces) Ángel Garrido se encontraba vacía, lo que producía un espacio incómodo entre las dos que tanto Cospedal como Santamaría evitaban mirando hacia el otro lado. Quedó reflejado en las diversas fotografías que dejaron constancia al público del tradicional enfrentamiento de las dos dentro del partido. Ese enfrentamiento es al que hoy apuntan diversos afines al PP, a quiénes les resultaría incómodo que tanto una como otra fuesen las mandatarias del partido “surgirían muchísimos más enfrentamientos y sería todo más tenso si una de las dos manda”, asegura un militante.

Alberto Núñez Feijóo, tras un pleno en el Parlamento Gallego, en una imagen de archivo // EFE
Alberto Núñez Feijóo, tras un pleno en el Parlamento Gallego, en una imagen de archivo // EFE

A la espera de conocer la fecha del congreso extraordinario, se conocen diversos detalles de cómo será la elección del nuevo Presidente del Partido Popular. En primer lugar, cualquier candidato que reúna 100 avales podrá participar en el proceso electoral. A continuación, los militantes procederán a votar dos veces: la primera, para elegir a los compromisarios del congreso y, la segunda, para elegir a los precandidatos a la presidencia. En el caso excepcional de que un candidato consiga reunir el 50% de votos o ser el más votado en la mitad de las circunscripciones será proclamado como candidato único. De no ser así, los dos candidatos con más votos llegarán al congreso extraordinario y, una vez allí, se elegirá el ganador a través de los compromisarios.

Posibles alianzas

La posibilidad de crear diversas candidaturas mediante alianzas siempre ha estado muy presente en el Partido Popular. A finales de esta semana, se concebía la posibilidad de la existencia de una alianza entre Feijóo y Sáenz de Santamaría para alejar así a Cospedal de la victoria. No obstante, el domingo ningún alto cargo del partido pudo afirmar o desmentir esa posibilidad.

Ana Pastor, actual Presidenta del Congreso de los Diputados y tercera autoridad del Estado, es vista por muchos dentro del partido como una “gestora impecable” y que sería muy buena sucesora de Mariano Rajoy. No obstante, sus rivales la toman como una política de la misma línea que Mariano Rajoy y, por tanto, con ella al frente no se le podría dar el aire nuevo que muchos creen que necesita el Partido Popular.

Ángel Herrezuelo Die

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *