El PAR pide la creación de un protocolo de información para los afectados por las obras

Fuente-Heraldo

El Partido Aragonés de Zaragoza ha solicitado que se lleve a cabo un protocolo de información previo para los afectados por las obras en la capital. Con esta actuación, lo que se busca desde el partido es conseguir que los habitantes estén totalmente informados sobre las limitaciones que se puedan generar en la ciudad, y con ello, que tomen las medidas que consideren pertinentes para facilitar su libre circulación.

Uno de los detonantes de esta polémica ha girado en torno a la plaza Paraíso. Las recientes obras de la nueva línea del tranvía han ocasionado atascos y retenciones en esta zona, llegando a extenderse hasta Paseo Pamplona y se dejaron notar en la zona del Portillo.  Los conductores manifestaron su descontento al encontrarse de lleno con unas obras que no habían sido anunciadas por el ayuntamiento, el cual consideraba que esto debía correr a cuenta de la compañía del tranvía.

El PAR considera que estos problemas se deben a que el Ayuntamiento no anunció dichas obras en tiempo y forma y a la “descoordinación” de las instancias municipales y las empresas que realizan las obras a la hora de informar. “Todo ello sería solucionable si desde el Ayuntamiento se realizara un simple protocolo de actuación para informar de manera previa en tiempo y forma a los posibles afectados. Un protocolo de información previa como el que planteamos ayudaría sin duda alguna a solucionar problemas como los que se están sufriendo en esto días en la zona centro de Zaragoza”, afirma el PAR.

Además de las obras del tranvía, otras obras en la capital aragonés, como la reparación del pavimento de la parada de bus situada en la avenida de María Zambrano, en el Actur, junto a la calle de León Felipe, por la que será necesario ocupar un carril de circulación, o el desvío de la circulación hacia la plaza san Francisco por las obras de vertido en San Juan de la Cruz, refuerza la idea de la necesidad de que se establezca un plan de actuación para tratar de suavizar las consecuencias de las mismas.

El protocolo que reivindica el PAR “debería establecer las normas mínimas de información de obras en la vía pública que pudieran presentar afecciones a los zaragozanos”. Entre estas normas, se encuentra un tiempo mínimo de aviso previo al inicio de las obras, que permita a los ciudadanos anticiparse a estos contratiempos.  También se estima la forma en la que se haría llegar esta información, recorridos alternativos, la duración estimada de dichas obras y la debida coordinación entre los diversos estamentos municipales y empresas que van a operar.

Carla Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *