El juez Llarena retira la euroorden de detención de Puigdemont

Puigdemont en la manifestación por la independencia en Bélgica. Foto: DPA.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ordenó esta semana la retirada de las ordenes europeas de detención contra el expresidente catalán. Las órdenes internacionales también se le han sido retiradas. De esta manera la Justicia belga no podrá limitar los delitos por los que se le acusa en España.

Puigdemont y los exconsejeros Antonio Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí ya no se encuentran bajo una orden de arresto en el exterior. Sin embargo, si regresan a España serán detenidos. De esta manera, el magistrado ha aplicado unas órdenes en igualdad de condiciones como al resto de ex miembros del Govern que permanecen en España. En el auto, el juez explica la decisión alegando que el caso se trata de “delito de naturaleza plurisubjetiva dotado de unidad jurídica inseparable”. Ello requiere una “única contestación” para evitar contradicciones en las respuestas judiciales.

Se trata de un nuevo jarro de agua para el independentismo catalán tras la decisión del juez de la permanencia de Junqueras en prisión. Esperaban que los candidatos electorales volvieran para los comicios del 21 de diciembre. Desde el otro lado, en el Gobierno central consideran que es necesario hacer cambios en el procedimiento de la euroorden para evitar problemas como los ocurridos con la justicia belga. La ejecutiva de Rajoy es consciente de que los mecanismos son lentos y llevaría años hacer modificaciones, por lo que de momento no se realizarán propuestas para reformar el procedimiento de euroorden. El ministro de Justicia Rafael Catalá ha pedido a la Unión Europea una “reflexión” para ampliar la lista de 32 delitos graves que incluye la euroorden: “La lista la hicimos en 2002. Han pasado 15 años. No tenemos una propuesta concreta pero queremos trabajar con nuestros socios europeos”.

De campaña en Bélgica

El 5 de diciembre comenzó la campaña electoral. Junts per Cat lo hizo con la intervención de Puigdemont desde Bélgica mediante videoconferencia. El ex presidente llamó a los ciudadanos a votar “con memoria” para recordar lo ocurrido el 1 de octubre.

Acto de apertura de campaña de Junts per Cat. Foto: Twitter.

3 días después del comienzo de la campaña, miles de personas se concentraron en la capital de Bélgica para expresar su respaldo con la independencia de Cataluña. Según datos de la policía belga, cerca de 45.000 personas se congregaron bajo las esteladas en las calles de la capital belga para reclamar la república catalana. Los manifestantes, encabezados por Puigdemont y el resto de ex consellers alojados en bruselas, también acusaron a Europa de ignorar lo que sucede en Cataluña. Un acto unitario de todas las formaciones independentistas, algo que parece no se volverá a ver en el resto de la campaña. Miembros de la Eurocámara a favor del soberanismo catalán participaron en la manifestación.

Primer debate electoral

El primer debate de la campaña electoral catalana estuvo marcado por las ausencias. Jordi Turull, recién salido de prisión, ocupo la silla de Puigdemont. Roger Torrent, número 2 de ERC, acudió en el lugar de Junqueras. El debate se caracterizó por la tensión constante entre los candidatos, con reproches que traspasaron la barrera de lo personal. Destacan los duros reproches realizados por Turull a Iceta al criticarle por “bailar mientras a algunos nos estaban esposando” y los de Arrimadas a los comunes sobre un “plan” para “pactar con ERC”.

Se visibilizaron dos bloques muy claros: el constitucionalista (Ciudadanos, PP y PSC) y el independentista (Junts per Cat, ERC y la CUP). En medio, en Común Podem, en defensa de acabar con la unilateralidad independentista y con el 155 del Gobierno español.

Miguel Nadal 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *