El jefe del estado de Ecuador es destituido de la presidencia de su partido

Lenin Moreno – Fuente: Diario Digital Colombiano

El movimiento político ecuatoriano Alianza País destituyó el 31 de octubre  a su presidente Lenin Moreno, actual jefe del estado de Ecuador. Moreno fué sustituído por Ricardo Patiño, exministro de Exteriores, quien argumentó razones políticas y técnicas para la destitución del jefe del estado como presidente del partido, y acusó la a Moreno de ser incoherente en lo político.

Patiño expuso que la decisión había sido tomada por 22 miembros del consejo directivo de Alianza País de manera “unánime, de absolutamente todos los asistentes”. El exministro calificó a Moreno “enemigo de la revolución ciudadana”, y pidió el retorno del antiguo jefe del estado, Rafael Correa, de quien era gran seguidor.

Rafael Correa, perteneciente al mismo movimiento político que Moreno, dejó la presidencia del país tras las elecciones de mayo de 2017 después de siete años en el puesto. Desde entonces Correa reside en Bélgica, de donde es natural su esposa, Anne Malherbe. Quien fuera jefe del estado de Ecuador criticó desde el primer momento a sus sucesor, a quien acusó de no tener un claro compromiso con la Revolución Ciudadana: “Yo estoy seguro que el 2 de abril derrotamos a la oposición, no estoy muy seguro (de) si venció la Revolución Ciudadana. Que no me digan que es cambio de estilo las claudicaciones y el entreguismo”.

El cese de Moreno es la culminación de meses de disputas entre el presidente electo y Correa, a lo que se suman las renuncias de algunos seguidores de Correa, como el propio Patiño. Entre los motivos del grupo de izquierdas para destituir a Moreno señalan la convocatoria de una consulta popular para suprimir algunos proyectos aprobados por el anterior Ejecutivo de Correa y no mostrar coherencia con ese plan de Gobierno y proyecto político.

Para proceder al cambio de presidente el movimiento se ha valido de un tecnicismo: la no asistencia de Moreno a las sesiones del consejo directivo durante tres meses. El reglamento de la AP señala que la ausencia de “tres meses consecutivos a las sesiones” provocan que el miembro “pierda su dignidad” y “condición” con carácter inmediato. Moreno aseguró que el proceso de su destitución “viola sus derechos constitucionales e incurre en faltas procesales internas”.

Posteriormente la decisión de la Dirección Nacional de Alianza País con la que cesó de su cargo a Lenin Moreno fue dejada sin efecto por un Tribunal de Garantías Penales de Quito. El secretario de la Presidencia, Eduardo Mangas criticó las actuaciones realizadas: “Quienes participaron de esta reunión ilegal tendrán que ser sometidos a Comisión de Ética y Disciplina y ser expulsados del movimiento”.

Ignacio López Soláns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *