El independentismo mantiene la mayoría ante la victoria de Ciudadanos

Inés Arrimadas junto a Albert Rivera y el resto de Ciudadanos celebrando su victoria en las elecciones catalanas. Foto: Pau Barrena, EFE

Los catalanes han votado. Las elecciones más singulares de las últimas décadas de la democracia española arrojan un panorama difícil para la gobernabilidad de Cataluña a pesar de una mayoría independentista. El PP se postula como el gran perdedor de los comicios.

La noche del jueves finalizó con dos ganadores a medias. Por un lado, Ciudadanos se ha hecho con la victoria, consiguiendo unos resultados históricos para el partido en la comunidad. Los naranjas suman 37 escaños, 11 y más de un millón de votos, resultados insuficientes para gobernar incluso con un pacto con todos los grupos no independentistas. Arrimadas tendrá muy difícil, si no imposible, formar gobierno.

El PSC consigue 17 escaños, los mismos que en las últimas elecciones. Cataluña en Común obtiene 8 escaños, perdiendo 3. De este modo, la izquierda no independentista solo suma 25 escaños. Por su parte, el PP se convierte en el partido con menos representantes en el parlament con tres escaños y un descenso de siete. Los partidos no independentistas suman 65 escaños, insuficientes para la mayoría.

Por otro lado, los grupos independentistas han conseguido mantener la mayoría absoluta con 70 escaños, 2 menos que en los últimos comicios. Sin embargo, no han conseguido alzarse con la victoria en porcentaje de votos. El bloque no independentista suma 170 mil votos más que el bloque independentista. Si extrapolamos estos datos a un hipotético referéndum, la permanencia de Cataluña en España ganaría. Sin duda, una victoria agridulce para Puigdemont y el encarcelado Junqueras. Del total de los 70 escaños independentistas, 34 son para Junts per Cat, 32 para ERC y 4 para la CUP. Puigdemont podría ser investido de nuevo presidente, pero el apoyo de la CUP, que tiene la llave para formar gobierno independentista, está en el aire si no hay una proclamación unilateral de la independencia.

Resultados de las elecciones en número de votos, porcentajes y número de diputados.

Conforme el escrutinio avanzaba y los resultados eran cada vez más seguros, los naranjas acudían a la Plaza de España en Barcelona para celebrar la victoria. Arrimadas, acompañada por Albert Rivera, habló a sus votantes satisfecha y algo emocionada. Ciudadanos se había convertido en el primer partido no nacionalista en ganar unas elecciones autonómicas en Cataluña. “Hemos hecho lo que os prometimos, ganar, pero no podemos decidir por los demás, por los que han bajado», dijo Arrimadas, que también quiso enmarcar su victoria con una “ley electoral injusta que da más escaños a quien tiene menos votos”. “La mayoría social se siente catalana, española y europea”, señaló.

Puigdemont celebró la mayoría independentista desde Bruselas. El ex presidente comenzó su comparecencia puntualizando que “nadie” puede discutir su victoria en Cataluña. “El Estado español ha sido derrotado. Mariano Rajoy y sus aliados han perdido”, declaró. “¡La república catalana le ha ganado a la monarquía del 155!”, exclamó el presidente cesado desde el centro político europeo, donde también dejó un recado a las instituciones europeas, llamándolas a “tomar nota” de que la “receta” de el presidente Rajoy “no funciona”. Tal y como se encuentran actualmente las órdenes judiciales, Puigdemont sería arrestado si volviese a España para ser investido presidente catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *