El independentismo mantiene en vilo a toda España

Una adolescente con una estelada sobre los hombros y la otra con una bandera española caminan por la calle para participar en la manifestación en Barcelona el martes 3 de octubre de 2017. Foto: Emilio Morenatti/Associated Press

“Cataluña no está preparada”. El expresidente de la Generalitat Catalana admitió esta semana en una entrevista para el periódico anglosajón Financial Times que Cataluña no está preparada para una declaración de independencia “real”. Mas parece recular ahora que varias grandes empresas instaladas en la comunidad amenazan con trasladar su sede ante la incertidumbre política que el 1-O ha dejado.

Aunque para Mas Cataluña “ha ganado el derecho a ser un Estado independiente”, todavía faltan varios asuntos que habría que aclarar: la recaudación de impuestos, el control territorial y el sistema judicial. El expresidente catalán fue inhabilitado tras desobedecer al Tribunal Constitucional sobre la sentencia del 9-N. Carles Puigdemot fue su sustituto.

La presión económica ha despertado los nervios entre el bloque soberanista. Tras conocerse los resultados de la votación sin garantías del 1-O y después de que Puigdemont abriera la puerta a una inminente DUI (Declaración untilateral de independencia), grandes empresas asentadas en Cataluña avisan que abandonan la comunidad. Un varapalo para el PDeCat, amigo de las cúpulas empresariales.

La empresa de biotecnología Oryzon ha sido la primera en poner en marcha el abandono de Cataluña. Los bancos Sabadell y Caixabank han seguido sus pasos. Caixabank es la mayor entidad financiera asentada en Cataluña y la tercera en Españal. El viernes trasladó su sede a Valencia mientras que la del Banco Sabadell ya se ha instalado en Alicante. Gas Natural Fenosa ha sido la siguiente y ha trasladado su sede social de Barcelona a Madrid.Cataluña aporta a España el 20% del PIB español y es la comunidad con el mayor número de ocupados. Su peso en la economía española es indudable.

¿Con bandera o sin ella?

Mientras el Govern defiende hasta el final su versión, el Gobierno de Rajoy hace lo propio. Ambos ya son dos trenes descarrilados que siguen su camino esperando un milagro. Una vez rechazadas las propuestas de mediación, Puigdemont sigue con su esperpéntica declaración unilateral y Rajoy se plantea someter a la comunidad con el artículo 155 de la Constitución. Las consecuencias del 155 nadie las conoce, porque ningún gobierno español lo ha aplicado antes.

Miles de personas llevan manifestándose desde antes del 1-O en Cataluña y el resto de España. Unos llevan esteladas y defienden la DUI del Govern. Otros, con la bandera de España, defienden la permanencia de Cataluña en España o apoyan la actuación del Gobierno central mientras algún que otro dirigente extremista se aprovecha del sentimiento patriota. En el medio, y como la movilización más nueva, están los que vestidos de blanco, y sin banderas, piden diálogo.

Hoy, domingo, una gran multitud de ciudadanos se han manifestado en el centro de Barcelona para protestar contra el Idependentismo catalán y proclamar su apoyo a la unidad española con el lema “recuperem el seny”. La manifestación ha sido convocada por la plataforma Societat Civil Catalana y ha reunido a dirigentes del Partido Popular, de Ciudadanos y del Partido Socialista catalán. La marcha ha comenzado en la Plaza de Urquinaona y ha finalizado en el Pla del Palau con los discursos del escritor peruano Mario Vargas LLosa y del economista y socialista Josep Borrell.

Masiva manifestación en Barcelona por la unidad de España.

“Los que no pensamos como los nacionalistas somos tan ciudadanos de Cataluña como ellos”, ha apuntado Borrell con contundecia, pidiendo a Puigdemont que “no tire a este país por el precipicio”. Vargas LLosa, por su parte, ha calificado de “golpistas” al Gobierno catalán y ha señalado que “500 años de historia no serán destruídos por la conjura independentista”.

La dirección del Partido Popular ha sido la más notable entre todos los cargos políticos. La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat han secundado la movilización Según la Policía Nacional, 400.000 personas han formado parte de la manifestación, que ha transcurrido sin incidentes durante toda la mañana.

El sábado, miles de personas se congregaron en Madrid en “defensa de la nación y la constitución” en la Plaza de Colón. “Viva España”, “soy español”, y “con golpistas no se dialoga” fueron los principales lemas de la manifestación. Fundaciones como el Círculo Balear, Convivencia Cívica Catalana, Hazte Oír y Foro de Guardias Civiles formaron parte de la movilización.

Paralelamente, otras miles de personas se manifestaron también en Madrid en la Plaza de Cibeles sin banderas y vestidos de blanco reclamando el entendimiento entre Rajoy y Puigdemont. “Carles, Mariano, a ver si nos hablamos” fue uno de los lemas principales de la reinvindicación. La iniciativa, titulada ‘Hablamos?’ fue convocada por Guillermo Fernández, portavoz de la plataforma del mismo nombre. La misma manifestación también fue secundada en otras ciudades del territorio español, como Zaragoza.

Multitudinaria concentración en la plaza Colón de Madrid. Foto: Javier Soriano / AFP
Multitudinaria concentración en la Plaza de Cibeles de Madrid

La situación más grave de la historia de la Democracia española

En una entrevista concedida esta semana por el presidente del Gobierno a El País, Rajoy dice ser consciente de enfrentarse a uno de los momentos más graves de la historia de la democracia en España. Según sus palabras, el Gobierno hará todo lo que contemple la ley para evitar la ruptura de la nación española. Además, también apeló al apoyo al Gobierno por parte del resto de partidos del país.

“Yo no descarto absolutamente nada. Todo a su tiempo”, respondió Rajoy a la pregunta sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución española. No obstante, también indicó que su obligación es la demantener la calma y “acertar” en la decisión final. Por otro lado, defendió la actualción de las fuerzas de seguridad en el 1-O y señaló que “la Guardia Civil y la Policía seguirán en Cataluña hasta que vuelva la normalidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *