El Huesca vuelve a los playoffs con un empate

La SD Huesca empató este domingo contra el Numancia en un partido que terminó sin goles. Un empate que sirve a ambos para conseguir sus objetivos, el Numancia, por un lado, consigue la salvación matemática con 50 puntos, mientras que el equipo oscense consigue mantenerse en los puestos de playoffs, debido a la victoria del Reus contra su principal rival por estos, el Real Valladolid.

El equipo nortearagonés llegaba al partido con la necesidad de conseguir una victoria para intentar volver a los puestos de playoffs a falta de solamente un partido más para tener opciones de subir a Primera División. Por otro lado, el Numancia tenía que puntuar para salvarse matemáticamente de un posible descenso a Segunda División B.

En cuanto a los intereses de cada equipo, Anquela dijo en la previa: “Aquí todo el mundo se juega algo, si no es por arriba es por abajo, Segunda División es una categoría donde hay mucho aliciente por ganar un partido y todo el mundo se juega algo”.

“Es un partido complicadísimo, contra un rival serio, muy rocoso, y con muy buenos futbolistas que perfectamente podrían estar arriba, como equipo me parece tremendo”, afirmó el entrenador del Huesca acerca del equipo numantino. A lo que añadió, referente a la posibilidad de playoffs: “Con lo que hemos hecho, no vamos a quedarnos ahí, vamos a intentar mejorarlo y poner la guinda al pastel, el último día del curso se aproxima y estamos ahí, llevamos una buena dinámica, sin olvidar nunca las dificultades, el día que no estamos al cien por cien no le ganamos a nadie”.

Anquela repitió el mismo once que contra el Lugo, con el que había cosechado una victoria muy importante. El partido fue dominado en todo momento por el Huesca. En la primera parte, los oscenses ganaron en posesión contra un Numancia que reflejó durante todo el partido que se conformaba con el empate, al igual que en muchos partidos de la penúltima jornada de Segunda División. De este modo, el Numancia fue muy fuerte en defensa, concediendo pocas ocasiones, y las que consiguió conectar el equipo oscense, no consiguió materializarlas en gol, incluso con un tiro que fue repelido por el poste.

Un factor clave del partido fue la continua lluvia con la que se jugó, que hizo que el césped estuviese demasiado pesado y no se pudiese jugar de la manera más cómoda. A pesar del temporal, el equipo volvió a tener una gran entrada.

En la segunda parte, las ocasiones para el Huesca continuaron. Anquela cambiaba a Borja por Vinicius para buscar algo más en la punta de ataque que pudiese crear algún peligro arriba. Posteriormente, Vadillo salió al campo sustituyendo a Alexander y el tercer y último cambio fue Camacho, que sustituiría a Ferreiro, muy ovacionado por parte de El Alcoraz.

Sin embargo, las continuas ocasiones finalmente no hicieron que subiese el gol al marcador, a pesar de que el Huesca se merecía al menos un tanto. En los últimos cinco minutos de descuento que fueron añadidos al partido se produjo un gran acoso al área del Numancia, pero finalmente el luminoso acabó con 0-0.

Anquela hizo un análisis del partido en la rueda de prensa posterior: “Ha sido un calco de cómo jugaron en Mallorca el domingo anterior, sabíamos que teníamos que tener paciencia y mover el balón de un lado a otro y esperar, pero no hemos podido y el rival se ha llevado un punto más que merecido”.

En cuanto al marcador, afirmó que habían hecho todo lo posible: “Nosotros hemos intentando todo, la primera parte hemos jugado bastante bien y hemos generado ocasiones, y en la segunda, el rival se ha replegado más, pero dentro de lo que podríamos hacer, hemos hecho un buen partido, queríamos ganar, la gente está un poco triste por ello”.

Sin embargo, hubo un momento en el que Anquela quiso recordar a la gente del Hueca que lo que han hecho a sido muy difícil, y que hay que tener los pies en el suelo: “Somos el Huesca, a ver si nos vamos a confundir, nosotros somos la SD Huesca y nada más, estamos haciendo el milagro del pan y los peces, y tenemos vida hasta el último día, nosotros queremos ganar, pero los rivales con los que estamos peleando arriba son mejores que nosotros en todo, pero peleamos dejándonos el alma”.

Con este resultado, el Huesca depende de sí mismo para disputar los playoffs, si consigue una victoria en el siguiente partido, será uno de los equipos que jugará esa mini-eliminatoria para ser el tercer equipo en subir a la máxima división, junto con el Levante y el Girona, un partido que Anquela lo definió así: “Es evidente que hay que ganar el último partido, si no ganamos, estamos muertos, no hay más”.

Por Pablo Palomares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *