El desfile del 12 de octubre, una fiesta que terminó en tragedia

El pasado jueves se celebró en Madrid el desfile dedicado a la fiesta Nacional del Día de la Hispanidad.  Lo que en principio parecía ser un festejo, estuvo marcado de manera clara por la polémica, y terminó teñida de rojo tras la muerte de Borja Aybar, el capitán que pilotaba el Eurofighter que se estrelló en Albacete tras participar en el desfile. De esta noticia no se enteraron muchos de los asistentes hasta llegar a sus casas, pues el accidente se produjo cuando el piloto de disponía a aterrizar.

Además, este año el día de la Hispanidad no ha caído en el mejor momento, pues el país sigue agitado por la reciente tensión por la proclamación de la republica catalana. El Gobierno ha decidido activar el artículo 155 de la Constitución, a través del cual ha requerido de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, aclare si va a declarar o no la independencia, después de que Puigdemont declarara que era necesario dialogar. Tal vez por esto, este año la fiesta del Día de la Hispanidad se ha mostrado más nacionalista que nunca, comenzando por el lema elegido.

“Orgullosos de ser españoles” ha sido el lema que se ha tomado desde Defensa para celebrar el 12 de octubre, día en el que los españoles tratan de recordar “la historia milenaria del país, se valora lo conseguido juntos y se reafirma el compromiso en lo que queda por compartir”, según se declara desde el ministerio de Defensa.

Muchas personas salieron a la calle para mostrar su apoyo al país, a los Reyes, a los que vitorearon, a la Guardia Civil, a la que se alaba su labor en los conflictos que se están produciendo, y a la policía. Se podían distinguir pancartas antindependistas, con lemas como “Cataluña siempre España”.

Por otro lado, el desfile también estuvo marcado por la presencia de algunas personalidades importantes, como la del expresidente Felipe González.

Antes del desfile, Cospedal se dirigió por videoconferencia a los casi 3.000 militares españoles desplegados en el exterior. En declaraciones a TVE, dijo tener “la casi completa seguridad de que no será necesaria” la intervención de las Fuerzas Armadas en Cataluña. “Tienen la obligación de estar preparadas para defender a su país, bien sea dentro o fuera de sus fronteras, pero creo que esto no será necesario”, precisó.

Además del desfile en la capital, en todas las ciudades se desarrollaron actividades complementarias. Además de ello, se produjeron las juras de bandera.

En el homenaje a los caídos participaron los embajadores de los nueve países cuyos ciudadanos perdieron la vida en el atentado del 17 de agosto en las Ramblas de Barcelona, así como la madre de Ignacio Echeverría, que murió al enfrentarse a los terroristas que atentaron en Londres en junio pasado.

Carla Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *