El decreto que busca reducir la delincuencia en Bogotá

EFE

Una medida que prohíbe el acompañante hombre en las motos y que ha dejado malestar entre los motociclistas que se ven afectados. El decreto 068 es el que regirá en la capital durante los próximos 3 meses, los 7 días de la semana y durante todo el transcurso de la jornada.

Los índices de hurto por parte de los motociclistas en la capital, han aumentado en los últimos años por lo que la alcaldía ha tomado la decisión de penalizar económicamente a quienes transiten en moto con acompañante hombre desde este viernes 2 de febrero en Bogotá.

Entre el 2016 y el 2017 las cifras de robo o agresión en esta modalidad, por parte del acompañante o por el conductor de las motos, ha incrementando en un 144%, pasando de 2.167 a 5.288 reportes entre los dos años.

La medida ha llegado acompañada de protestas y colapsos en el tráfico por parte de algunos motociclistas, como se vivió el pasado miércoles 24 de enero y viernes 26 en la ciudad de Bogotá. A pesar del inconformismo por parte de algunos conductores, el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, defiende la medida y asegura que el decreto solo afectaría a menos del 10% de los motociclistas, lo que equivale a menos de 15.000 de las 472.226 motos registradas en la capital.

El decreto se implementará en algunos trayectos de la ciudad y tiene algunas condiciones, como la prohibición a los hombres mayores de 14 años, de ir en la parte de atrás de las motos y que además, la ley aplique para motos de 125 o más cilindraje.

Los que quedan fuera del decreto son las motocicletas que pertenecen a la fuerza pública, organismos de seguridad del Estado Policía Judicial, organismos de salud, escoltas de funcionarios que deben estar correctamente identificados, así como motocicletas utilizadas por personal de seguridad privada y las empresas que utilicen este medio para prestar bienes o servicios, aquellos de enseñanza o los dispuestos para transportar a personas en condición de discapacidad.

El decreto estará vigente en un primer momento, por tres meses y tiene como objetivo reducir las agresiones y hurtos que con frecuencia se denuncian y los que han aumentado exponencialmente en los últimos dos años, quienes la incumplan deben pagar una sanción de $390.000 (112€) y se les inmovilizará el vehículo.

Valentina Acosta @amargalibertad. Bogotá. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *