El Congreso da luz verde a los presupuestos

El Congreso aprobó, por 176 votos a favor, el proyecto de los Presupuestos Generales de 2017. El debate y votación del dictamen de cuentas se llevaron a cabo entre en dos sesiones, celebradas el pasado lunes y miércoles. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy se ha mostrado satisfecho y conforme después de hacer conseguido el acuerdo con siete de los grupos políticos que lo han apoyado en la aprobación de las cuentas. «Es una buena noticia que España pueda tener Presupuestos. Hoy España da un buen mensaje de credibilidad, estabilidad y confianza», declaró a la prensa.

El presidente ha señalado que el crecimiento económico en el país es una realidad y está convencido de que estos presupuestos serán un elemento claro para lograr un paso más en lo que se refiere a la recuperación y la creación de empleo. Así lo ha mostrado Rajoy en sus declaraciones: «Estamos satisfechos y continuaremos trabajando», explicó el presidente del Gobierno. El mismo, añadió destacando que las próximas semanas se marcarán por el retorno de las conversaciones de los distintos grupos parlamentarios para ponerse “manos a la obra” en la negociación del techo de gasto de 2018.

Todas las modificaciones han sido respaldadas por el PP y la gran mayoría han sido fruto de un pacto con Nueva Canarias para conseguir el sí del ya apodado «diputado 176»: el portavoz parlamentario de la formación Pedro Quevedo. Al fin y al cabo, las cuentas han salido adelante gracias al apoyo de los grupos parlamentarios esperados: PP, Ciudadanos, PNV, Foro, UPN, Nueva Canarias y Coalición Canaria.

La sesión ha permitido sacar un balance en claro: España está logrando poco a poco una mejora de la estabilidad política en relación a los socios europeos y los mercados internacionales. Un dato que resulta de vital importancia, ya que ayuda obviar cualquier duda de una ingobernabilidad en España, como motivo del dispar Parlamento actual.

Un suspiro para el Presidente

En cuanto a la problemática interna del partido, ha significado un empujón para lograr ganar fuerza en un momento delicado para el Partido Popular, justo después de recibir la citación física para comparecer en el juicio Gürtel y antes de ser llamado por el Congreso para dar explicaciones por la misma causa.

Sin embargo y aunque más en el fondo, todavía pesa el escándalo Lezo y la reprobación en el Pleno del Congreso de su ministro de Justicia, Rafael Catalá, y del Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, y del fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, por considerar que ayudaron a los detenidos en la trama.

Un “NO” que se debilita

El margen mínimo que los populares preveían en la votación, 176 diputados a favor frente a 174 en contra, exigía presencia en la bancada del Gobierno y también de sus aliados. De este modo, la portavoz de esta última formación, Ana Oramas, ni siquiera pudo ausentarse en las votaciones pese a haber fallecido su padre. Pero el margen del Gobierno al final ha sido mayor ya que en la bancada contraria se han registrado dos faltas.
Ayer el portavoz en la Comisión Constitucional, Gregorio Cámara, no asistió a las votaciones por el fallecimiento de su hermano. A él se ha unido esta mañana el diputado de Podemos Pedro Arrojo por la fallecimiento de su madre. Una vez que los populares sumaban los apoyos necesarios para sacar las cuentas adelante, tanto el PSOE como Podemos consideró que la asistencia de ambos no era indispensable.

Sin embargo, la votación ha demostrado que las ausencias podían haber sido decisivas ya que en la sección 32, uno de los diputados del «sí» se ha equivocado y ha votado «abstención». Los apoyos que ha recibido esa sección han sido así de 175 contra 173 de manera que de haber asistido esos dos diputados se hubiera producido un empate. El Ejecutivo necesita aprobar cada sección con mayoría y, si no logra este apoyo para una de ellas, todo el proyecto queda rechazado y se devuelve al Gobierno.

La Casa Real mueve hilos entre PP y PSOE

Aunque el PSOE se ha negado a negociar y apoyar estos Presupuestos Generales del Estado, ha habido una de las secciones que ha logrado unirles como en ejercicios anteriores. Se trata de la referente al Presupuesto de la Casa del Rey para 2017. Ascenderá a 7,82 millones de euros y ha logrado el apoyo de PP, PSOE, Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias.

Tampoco han salido adelante las enmiendas planteadas por todos estos grupos que pretendían que el presupuesto de la Casa del Rey fuera sustituido por un salario similar al del presidente del Gobierno o que sus miembros estuvieran obligados a presentar declaraciones de bienes y actividades.

El fallo de Rajoy y el despiste de Iglesias

El proceso transcurrió con normalidad hasta que tuvo lugar el escándalo que ha sobresaltado a los medios los días póstumos a la aprobación de los presupuestos. Un hecho que tiene que ver con el Presidente del Gobierno, pues el mismo rechazó por error una enmienda de Nueva Canarias con el gobierno popular. Sin embargo, no el fallo no tuvo que lamentar su ejecución, ya que dicha propuesta fue apoyada por la totalidad de grupos de la Cámara, por lo que se le dio luz verde a pesar de todo. No solo fue Rajoy el que “metió la pata”, sino que a este le siguieron otros miembros socialistas: Eduardo Madina y María González Veracruz que votaron en contra de la aprobación del presupuesto de la Casa del Rey, todos ellos por error.
El error se repite horas más tarde. En este caso, con el secretario general de Podemos como protagonista: Pablo Iglesias. El líder de la coalición, se ha equivocado al votar.

Iglesias, que tiene presentada una moción de censura para tratar de deponer a Rajoy, se ha equivocado la primera vez en la votación de la sección 18 de los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que es la relativa a Educación, Cultura y Deportes, lo que ha suscitado risas en el PP y aplausos al ministro Iñigo Méndez de Vigo.

Pero, sin haber caído en la cuenta, ha repetido el error minutos después al votar también a favor del dictamen de la sección 12, que es la referida al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, lo que ha originado las risas y murmullos a las filas de Unidos Podemos

Por Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *