EDITORIAL: PSOE en positivo

Europapress

A tan solo unas horas para que los socialistas elijan a su nuevo Secretario General tras más de medio año bajo una dirección interina, queremos lanzar un mensaje en clave positiva a los 188.000 militantes llamados a las urnas en sus respectivas agrupaciones.

Inmersos en guerras fratricidas que estallaron en el Comité Federal del 1 de octubre, a partir del lunes  la familia socialista tiene la oportunidad de pasar página, dejar a un lado los episodios malogrados del pasado y mirar al presente y al futuro.

El PSOE ha celebrado un proceso de primarias marcado por un debate entre candidatos reflejando su diversidad y democracia interna. Se abre en canal porque se halla en un periodo de transformación, debe adaptarse a la nueva realidad social, debe realizar un análisis exhaustivo acerca de su papel en un mundo globalizado, en constante cambio y con un escenario político distinto al vigente desde 1977.

Los últimos 138 años de nuestra historia no se podrían entender sin el Partido Socialista Obrero Español, aquel movimiento de trabajadores fundado por Pablo Iglesias ha sufrido cambios de suma relevancia y etapas de crisis de las que siempre salió reforzado. Por eso, conviene no caer en el derrotismo, ni tampoco adoptar visiones cortoplacistas si se quiere gozar de buena salud y continuar influyendo en la sociedad.

Craso error cometen quienes creen que las soluciones pasan por modificar siglas o dar bandazos ideológicos, pues el éxito del PSOE reside en la socialdemocracia. El Congreso de Suresnes en 1974 les sirvió para adaptarse a las necesidades del momento aparcando el viejos discursos. Nos atrevemos a decir que los socialistas requieren de una catarsis similar porque de lo contrario peligra seriamente su supervivencia.

El partido más longevo es una pieza clave de la democracia, no puede permitirse demorar tareas ineludibles como las de dar soluciones a los problemas de los ciudadanos, tener un proyecto, discurso e imagen atractivas para las generaciones más jóvenes, sin perder de vista a los mayores. El PSOE volverá a ganar elecciones cuando ofrezca un modelo alternativo al de la derecha.

A partir del próximo 22 de mayo están obligados a arrimar el hombro en una misma senda y eso se dará mediante la generosidad y la altura de miras. La sociedad, hastiada de los desmanes y de la demagogia de los adversarios les está esperando, pero sus simpatizantes necesitan motivos para darles un voto de confianza. Aprovechen la ocasión, amigos socialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *