EDITORIAL: Lambán salió reforzado

Ejea PSOE

El pasado miércoles y jueves las Cortes de Aragón acogieron, como cada año, el Debate sobre el Estado de la Comunidad Autónoma. Tanto en el discurso inicial como en la replica a la oposición observamos a un Javier Lambán en forma. El Presidente del Gobierno desgranaba los logros alcanzados durante su gestión, incidiendo en el apartado económico y de derechos sociales. A pesar de los procesos internos del PSOE aragonés, de los palos en las ruedas de Podemos y a pesar de gobernar en minoría, lo cierto es que el señor Lambán puede estar satisfecho, en los dos últimos años nuestra economía ha crecido, el déficit se ha reducido y se han acometido importantes políticas en materia de servicios sociales. El Ejecutivo encabezado por el exalcalde de Ejea de los Caballeros es claramente de izquierdas.

Entre tanto, hemos visto a Luis María Beamonte fuera de juego, carente de argumentos, adoptando una actitud de parroquiano de bar. El Presidente del Partido Popular en Aragón olvidaba en algunos momentos que era el líder del principal partido de la oposición y que estaba interviniendo en la Cámara de todos los aragoneses.

Sin embargo, la portavoz de Podemos en las Cortes, Maru Díaz utilizaba un tono mucho menos bronco, constructivo en algunos aspectos, populista y demagógico en otros cuando tildaba de continuista al Gobierno de Aragón y apelaba de manera constante al Régimen de 1978, gracias al cual ellos pueden expresarse con total libertad en el Parlamento.

Pragmáticas resultaban las palabras de Arturo Aliaga, el portavoz del PAR, invitando al acuerdo en todo momento, tendiendo la mano al Gobierno y eso sí, tanto ellos como Ciudadanos lanzaron un enorme rapapolvo a los socialistas debido al cierre de aulas concertadas y al impuesto de Sucesiones. En los últimos tramos, el debate resultaba cuanto menos tedioso, se dio lugar a la ironía y como anécdota el Presidente se quedó sin voz.

En resumidas cuentas, insistimos, Lambán se encontraba en forma, cómodo, estuvo ágil en sus intervenciones y la oposición no tuvo la altura que se esperaba de ella. Tal vez la interinidad en Podemos tenga algo que ver y por supuesto el vacío dejado en el Partido Popular tras la marcha al Senado de Luisa Fernanda Rudi.

La renuncia de Pablo Echenique y de la expresidenta aragonesa rebaja la intensidad de los plenos y por otra parte los procesos orgánicos de Partido Socialista y Podemos sobrevolaban el debate. Confiamos en que ambas formaciones sean responsables en sus decisiones y ante todo preserven la estabilidad de Aragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *