División en el Partido Popular para hacer frente a Ciudadanos

A.M

Las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán el próximo año tienen al Partido Popular inmerso en un enfrentamiento constante con Ciudadanos. La causa principal es la preocupación por el auge que está teniendo la cuarta fuerza del país en las últimas encuestas gracias al respaldo electoral que obtuvieron en las elecciones catalanas del pasado 21 de diciembre. En ellas, el partido de Albert Rivera consiguió 36 escaños y, en cambio, el partido de Mariano Rajoy, cuatro. Por ello, fuentes cercanas al Partido Popular reconocen una división interna entre los que se muestran duros con el partido que les está quitando votos, y los “dialogantes”, como el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera o el de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que abogan por un tono suave con Ciudadanos e intentar seducir a su electorado. Ambos argumentaron el pasado 12 de febrero, en la reunión que mantuvieron los líderes regionales del partido con Rajoy, que Ciudadanos “viene para quedarse” y que “no es ningún drama hablar y negociar con ellos”.

De todas formas, este tono reconciliador con Ciudadanos sólo lo representa una minoría dentro del partido, desde donde señalan que es lógico que Herrera y Feijóo quieran defender esa buena sintonía “porque no los necesitan para gobernar”. En Castilla y León, al Partido Popular le bastó con la abstención de los naranjas para poder gobernar y en Galicia los populares ganaron por mayoría absoluta, sin obtener Ciudadanos ninguna representación en la cámara autonómica.

Por otra parte, está el núcleo duro del Partido Popular que representa a la mayoría de miembros de la dirección nacional y cuya posición es firme ante los de Albert Rivera. Consideran que es esencial elevar el tono para que reflejen sus mayores debilidades y contradicciones. Este sector lo encabeza el PP de la Comunidad de Madrid, liderado por la presidenta de esta comunidad, Cristina Cifuentes, y el PP de la Región de Murcia, entre otros. En estas dos comunidades autónomas sus representantes tienen un acuerdo de gobierno muy exigente que cumplir con Ciudadanos y, por tanto, lideran esta posición beligerante y de choque.

Acuerdos

Pese al enfrentamiento entre ambas fuerzas políticas, se han podido alcanzar acuerdos durante esta legislatura. El primero en agosto del año 2016, mediante el que se logró el pacto de investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno tras intensas negociaciones durante días. No obstante, durante esta semana tanto el PP como Ciudadanos han dado por finalizado dicho acuerdo. Ahora se prevé que Albert Rivera apoye los Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 siempre y cuando “haya políticas para la clase media y trabajadora”. Otra exigencia de Ciudadanos para aprobar los presupuestos es la dimisión de la senadora Pilar Barreiro, ex alcaldesa de Cartagena, imputada por cinco delitos de fraude, malversación de caudales públicos, cohecho, prevaricación continuada y revelación de información reservada en la trama Púnica. Albert Rivera también ha cambiado su posición ante la ley de Seguridad Ciudadana y la prisión permanente revisable, uniéndose a los partidos de la izquierda e instando al Gobierno a derogarlas si quiere su apoyo para los presupuestos. Esto último ha sido, según fuentes cercanas al PP, lo que ha supuesto el inicio del enfrentamiento entre las dos fuerzas políticas.

Ángel Herrezuelo Die

4 thoughts on “División en el Partido Popular para hacer frente a Ciudadanos”

  1. En vez de preocuparse por el sorpaso de ciudadanos lo que tienen que hacer es arreglar la situación en vez de discutir, pero parece que eso no importa; lo que importa es seguir a toda costa en el poder o alcanzarlo cuanto antes!! Señores políticos por España se hace cualquier cosa!!! Y si por ella nos dejamos escaños o perdemos poder no pasa nada! ESPAÑA FIRST!!!!

  2. Es obvio que Cs se está empezando a dar cuenta de que puede mirar al PP de tú a tú y que tienen un respaldo social que lo avala. Está intentando hacer un pulso al PP para ver hasta qué punto el PP puede llegar a sostener su hegemonía

  3. Deberían dejar disputas y enfrentamientos por el poder a un lado y empezar a preocuparse de la salud del Estado Español y de su pueblo, gobernar para el pueblo y no para sus intereses, es importante la desaparición del bipartidismo y de la monotonía política. Muy bien artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *