Debate sobre el estado de Zaragoza: Santisteve, a examen.

Sergio Rupérez

El alcalde, Pedro Santisteve, recibe los reproches de toda la oposición seguro de que su política convence a los zaragozanos. 

Durante las jornadas de ayer lunes y hoy el ayuntamiento de Zaragoza ha celebrado el tradicional Debate sobre el estado de la ciudad.  Una convocatoria anual que somete a examen las políticas realizadas por el gobierno capitalino y que permite a su vez analizar con detenimiento las propuestas de la oposición.

Este año la actualidad plenaria ha estado marcada por la aprobación de los presupuestos, la votación de la ley de capitalidad, la remunicipalización de algunos servicios, así como inversiones de todo tipo en la ciudad. Los distintos grupos han mantenido una posición muy crítica con el equipo municipal, destacando la dureza de PP y PSOE, que han reprochado a alcalde y concejales su gestión.

Tanto Santisteve como su grupo, el grueso de Zaragoza en Común, han transmitido en todo momento su satisfacción con respecto a las medidas llevadas a cabo, como los presupuestos participativos, o proyectos a gran escala tan solo propuestos pero no aprobados. Además, desde el ayuntamiento han aprovechado para recordar la necesidad de reforzar los lazos izquierdistas ante la amenaza electoral de PP y Ciudadanos.

Jorge Azcon, la pesilla del alcalde

En el erizado clima político vivido en el interior del consistorio, hay un político que ha destacado por su gran dureza con el gobierno municipal. Jorge Azcón, portavoz del PP, ha vuelto a hacer gala de su particular estilo recordando al alcalde todos sus fracasos políticos y colocándose ya, extraoficialmente, como futuro edil de Zaragoza.

Sondeo A+M para HERALDO DE ARAGÓN

En su intervención el líder popular destacó que los zaragozanos no aprueban su gestión, basándose en sondeos como el publicado por Heraldo de Aragón, y por tanto que le queda, según él, “poco tiempo como alcalde”.

Pero no todo fueron críticas, también hubo espacio para las propuestas, todas emanadas de una idea principal: la necesidad de contar con toda la ciudad, y no solo una parte, a la hora de tomar decisiones.

Entre las medidas mas relevantes destacan la apuesta por los transportes ecológicos y la captación de inversión, cuestiones que Azcon considera claves para convertir a Zaragoza en una de las ciudades mejor posicionadas de España.

El PSOE visibiliza su distancia con ZEC

En el caso del PSOE, principal sustento de ZEC, su portavoz, Carlos Pérez Anadon, fue especialmente crítico con las políticas llevadas a cabo por Santisteve. El político socialista acusó al alcalde de “haber terminado” con las politicas sociales que “ellos mismos” aprobaron y le recordó que su gobierno parecía mas “una religión”, aludiendo al supuesto sectarismo de la formación.

“Ha dejado de ser una ilusion para ser una decepción”, llegó a afirmar Anadon desde una bancada socialista enfervorecida y profundamente indignada con el comportamiento municipal. La, según él, “falta de proyecto de ciudad” merece una respuesta contundente por parte del PSOE.

En el apartado de medidas defendió la apuesta por la movilidad urbana y la necesidad inminente de acometer grandes inversiones, que solucionen los problemas diarios de la ciudad. Una realidad no cubierta, en palabras del portavoz, por unos presupuestos participativos votados tan solo “por el 1% de la ciudad”.

Ciudadanos, el dialogo como meta

El partido naranaja mantuvo la línea crítica de PSOE y PP, pero aprovechando a la vez para distanciarse de las formaciones tradicionales. En palabras de la portavoz Sara Fernandez, las ordenanzas fiscales, aprobadas por los grupos de izquierdas, “no son un elemento de recaudación” y no benefician a la ciudadania.

Fernandez aseguró también que la gestión de ZEC es un fracaso, recordó que su partido “apuesta por el diálogo a diferencia de otros” y que las medidas económicas, como el plan de turismo o de apoyo al comercio, que proponen son viables.

Asensio abraza a Santisteve

La última intervención, reservada para el concejal de CHA, Carmelo Asensio, estuvo muy centrada en resaltar los beneficios de un sólido pacto de izquierdas municipal y en recordar las necesidades sociales que tiene la ciudad de Zaragoza.

“De los 55.000 parados en Zaragoza, la mitad no recibe prestación y 114.000 personas en exclusión social”, puso como ejemplo de realidades que necesitan ser analizadas y resueltas.

Un ayuntamiento ofuscado sin autocrítica

Las intervenciones de Pablo Muñoz, concejal de urbanismo, y del propio alcalde tras los discursos de la oposicion visibilizaron una enorme distancia entre el gobierno y el resto de grupos. Muñoz afirmó sin ambages que “hay Zaragoza en Comun para rato”, eludiendo todo tipo de autocrítica en un discurso vehemente y no exento de cierta socarroneria.

Atacó a la oposición en pleno, destacando las críticas a Jorge Azcon al que tildó del “portavoz mas irrelevante del ayuntamiento” y al PSOE, al que recordó la importancia de mantener buena sintonías entre la izquierda para que no triunfe la derecha.

Santisteve mantuvo la misma línea retadora, recriminado a la oposición su comportamiento y asegurando que durante toda la legislatura han cumplido sus promesas, permitiendo incluso que se pusieran en marcha medidas colaborando con el Gobierno de Aragón.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *