Cuponazo vasco

Acaba de aprobar nuestro Parlamento por abrumadora mayoría el famoso cupo vasco. Como dicen que es fruto de un acuerdo político ampliamente acordado: Podemos, PP, PSOE y otras minorías, parece que no se pueda criticar, pero lo que no dicen estos parlamentarios es la cantidad de veces que se ponen de acuerdo para gastar aunque sea de manera injusta.
Nadie pone en duda que la Constitución hay que cumplirla, pero de ahí a que el cupo vasco permita que sigamos los españoles dando privilegios a una región por la cuantía que se les ha ofrecido, hay un abismo.

Las provincias vascas son ricas en renta per cápita, tienen unos impuestos más bajos en sociedades y no pagan impuestos de sucesiones y donaciones. Gastan más que nadie en educación, casi el doble por alumno, y después de todo no tienen déficit. Dicen algunos que en la región vasca se roba menos que en el resto de España. En apariencia sí es cierto.

Cuando nos saltamos la frontera hacia la provincia de Logroño o hacia la vecina Zaragoza nos encontramos con impuestos por doquier: sucesiones y donaciones que vascos no tienen, nos hemos inventado en Aragón el ICA, un impuesto sobre el agua, nos gastamos mucho menos en educación por alumno y las sociedades tienen que pagar más impuestos.

Además de todo lo que nos cobran, en Aragón tenemos déficit. Algún cálculo del cupo habremos hecho mal. Por lo menos los vascos cobran más pero están callados. Y algunos apostillan: no abramos más frentes, ya tenemos los territorios de la antigua Corona de Aragón sublevados….

¿Es tan difícil que en España paguemos impuestos por igual y que recibamos los mismos servicios? Cierto es que los más ricos deberían pagar que los más pobres para que se igualasen los servicios, pero esto ya lo hace nuestro sistema tributario. Paga más quien más tiene, menos en Vascongadas, que tienen más y pagan menos. Así lo certifican expertos, así han desoído estas valiosas opiniones y dictámenes para aprobar algo asimétrico, algo injusto.

Desconozco que van a decir los varones autonómicos de PP y PSOE e incluso Podemos que gobierna en Castilla La Mancha con el PSOE. Pero quedan deslegitimados para protestar ante el Gobierno central. Que se aclaren ellos internamente en sus partidos con lo aprobado en el Congreso primero y luego que se callen y apechuguen con sus presupuestos. Que aprendan a gastar menos y a callar más. Basta ya de pedir. Este es el mensaje que deben aprender del cuponazo vasco.

José Antonio Pueyo, Presidente de ECOS (Federación de Empresarios Comercio y Servicios de Zaragoza y provincia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *