Crisis en el bando susanista

Adriana Lastra diputada del PSOE por Asturias y coordinadora de campaña de Pedro Sánchez a las primarias del 21 de mayo, ha pedido este martes la destitución o cese de Miguel Ángel Heredia, secretario general del general del grupo socialista en el Congreso y número dos en el grupo parlamentario de Susana Díaz, a raíz de unas declaraciones vertidas por el diputado. Lastra las ha catalogado como “mentiras” y “calumnias” y ha declarado que suponen una “falta de respeto” y una “vergüenza” para todos los militantes del PSOE, y que “pretenden desacreditar” a Pedro Sánchez con unas “declaraciones falsas”. Este manifiesto por parte de Heredia ha hecho más visible la división entre ambos bandos del partido procedente de las tensiones internas por la disputa de la secretaría general.

Heredia, el pasado mes de noviembre en una reunión con juventudes Socialistas en Málaga, afirmó que el Grupo Socialista está “endiablado” tras la dimisión de Sánchez y pide la absolución del PSC. Además, habla de una conspiración que derrocó a Pedro Sánchez, es secretario general del PSOE. Estas grabaciones fueron desveladas este martes por El Mundo, y Heredia ya ha pedidos las disculpas pertinentes.

Miguel Ángel Heredia, en estas declaraciones, afirma: “A mí me llama cuatro días antes Toxo (secretario general de Comisiones Obreras) y me dice que Tardà (Portavoz del Grupo de ERC), el amigo de Rufián (Portavoz adjunto del Grupo de ERC), que ya tenían el acuerdo cerrado, que lo había dado por hecho y por eso nosotros hacemos todo lo que hacemos aquella noche”. Con esto Heredia pretendía sostener que Sánchez había llegado a un acuerdo para alcanzar el control del partido con ayuda de los nacionalistas. No obstante, Fernández Toxo haber mantenido esta conversación con Miguel Ángel Heredia. “Me parece lamentable que pretenda utilizarme para justificar el acoso y derribo de Pedro Sánchez y lo haga ahora como munición en el debate interno del Partido Socialista, un partido al que respeto, pero al que no me une vínculo alguno”, declaró el responsable del sindicato, en un comunicado lanzado este martes.

Heredia ha recalcado que ya ha hecho ¡las llamadas que tenía que hacer” y que ya ha hablado “la gente que tenía que hablar para darle todas las explicaciones necesarias”, y consideró que ya no tenía nada más que añadir, que ya había dicho todo lo que tenía que decir.  Por su parte, los parlamentarios afines a Sanchez le reprochan que ni siquiera las haya llamado o les haya dirigido la palabra en la reunión de grupo para pedir disculpas por las palabras que ha disparado contra ellos.

En la misma sesión, el diputado susanista también arremetió contra algunos de los que se mantuvieron firmes en la postura de Sánchez, que se negaba a la investidura de Mariano Rajoy. Concretamente, Heredia nombró a la magistrada Margarita Robles y la ex comandante Zaida Cantera, que se negaron a votar. “Hijaputa, pues afíliate tú primero, para empezar”, manifestó sobre Robles. Desde el partido se pide que no se pasen por alto estas declaraciones hacia las compañeras diputadas, “que rayan el machismo” y que también se encuentran dentro de la grabación.

Los sujetos criticados no se quedaron únicamente dentro del bando socialista, Heredia también arremetió en contra de Podemos, al que calificó como “el enemigo”; y contra su líder, el secretario general Pablo Iglesias al que aseguró: “Le jode mucho que le digan Pablo Manuel porque quiere que le llamen Pablo Iglesias; y yo le he dicho que no, que yo le llamo Pablo Manuel.” Afirma que es necesario “dispararle de forma permanente porque no es que sea malo, es peor”, y reiteró el odio que siente el líder de la formación morada hacia los socialistas.

Pablo Iglesias respondió a esta confesión con cierto humor, garantizando que no le molesta, aunque realmente no posee un nombre compuesto, aunque así figure en la página web del Congreso, y lo demostró enseñando su DNI en los pasillos de las Cortes. El secretario ha pedido que Heredia se disculpe por señalar a su partido como el principal enemigo, y pidiendo que el partido socialista “rectifique su estrategia”; y aseguró que esta filtración “no deja en muy buena posición” ni a Heredia ni al PSOE y ha asegurado que con estas declaraciones “se confirma que el PSOE tiene una alianza de Gobierno con el Partido Popular”. Heredia ya había pedido disculpas por estas declaraciones, aunque apuntilló que estas se habían dado en un “ambiente relajado”, en una reunión interna del PSOE. Irene Montero, portavoz de Podemos, respondió más seria a esto, recordando que el verdadero enemigo es el paro, los recortes y la precariedad.

Lastra expuso, acerca de las declaraciones: “Nos avergüenzan, nos sonrojan. Ya está bien, que dejen de romper este partido. Lo que están haciendo es una vergüenza para toda la militancia del PSOE”.  Ha pedido que el exlíder se disculpe tanto con Sánchez, “por andar calumniándole en las agrupaciones del partido” como con el resto de afiliados, que han estado “aguantando una cacería”, además de su dimisión. “Es un hombre que tiene dignidad parlamentaria, él sabrá lo que tiene que hacer, pero creo que ya está tardando en hacerlo. Yo hubiera dimitido”, ha proclamado.

El texto enviado por Lastra también recoge que “la conducta exhibida por el compañero Heredia no es propia de la ejemplaridad que debe exigirse a cualquier socialista y resulta incompatible con el desempeño de una responsabilidad como la de secretario general del grupo parlamentario socialista. Es obligación de la dirección del grupo hacer observar las normas básicas de comportamiento de todos y todas”.

La vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Micaela Navarro, ha salido en defensa de Heredia, reconociendo que las declaraciones de Miguen Ángel Heredia no habían sido muy afortunadas, aunque destacando que “lo más chocante es que desde noviembre se haya guardado una conversación hasta ahora”.

Carla Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *