Crisis en Cataluña, oportunidad en Aragón

Pablo Saludes Rodil

En la cultura china la palabra crisis significa también oportunidad. Existe un problema con los empresarios catalanes, desasosegados, que no tienen buena acogida a veces ni por la opinión pública general ni por el territorio que les vio nacer, como puede ser Cataluña. Nunca agradecerá lo suficiente este país lo que hacen sus empresarios. Generan empleo, primera necesidad y problema en el país. Dan servicio y producen bienes que son necesarios. Pero aun con todo son criticados. Pocos quieren ser empresarios. Pero son muchos de los que no quieren ser empresarios los que critican. Estamos en un país a veces de cainitas y envidiosos. El empresario es la solución, no el problema. Hay que conservar esta rara avis entre las especies porque pueden desaparecer ante una Administración omnipresente y soluciona-todo con el dinero de los demás.

¿Alguien ha intentado tener empatía y ponerse en la piel del empresario que está en Cataluña? Probablemente poca gente. Nuestros políticos proceden muchas veces el ámbito funcionarial y lo que es peor a veces proceden de la nada. Esta rara avis se encuentra con inquietudes, con miedos, con incertidumbre. Esto también le pasa al ahorrador que se ha trasladado de entidad y de localidad y parece que esto lo entiende la opinión pública. La banca reforzó sus plantillas en lo que es la franja cercana con Cataluña. Ha cumplido sus objetivos de pasivos para todo el año con creces.

¿Qué han hecho los gobiernos de Aragón, de las Comarcas, que nos cuestan un dinero, y de las Diputaciones Provinciales de Zaragoza, Huesca y Teruel? nada o casi nada. No han tenido ningún pudor en subirnos los impuestos, vease ahora el caso del ICA. No se dan cuenta que allanando el camino a la instalación de empresas que vengan de fuera (=Cataluña) se recaudan impuestos, se generan puestos de trabajo y se hace una labor enorme de darles acogida. Vamos, cual inmigrantes por razones políticas a dichos empresarios. Se puede incluso incrementar el número de habitantes en Aragón, ahora que dicen que tenemos un gran problema demográfico. Y todo de manera elegante, simplemente diciendo, ¡eh!, ¡aquí estamos! desde la cuna del Reino de Aragón os acogemos, os queremos, os facilitamos la entrada si es de vuestro interés…y harían una labor social que hasta el más reacio a la llegada de empresarios a nuestra comunidad lo vería con buenos ojos.

En fin, no lo entiendo, los bienes religiosos no vuelven a Aragón, la empresa emigrada se ubica por doquier y nosotros que tenemos más frontera que nadie con Cataluña no hacemos nada para que si se van a ir a algún sitio, vengan a Aragón. O sea, que pasan de largo y nos da igual. Dicen que no hay que aprovecharse de este momento, pero lo cierto que el que se va, se va y no hacemos nada mínimamente caritativo por darle cobijo. Por una vez podrían aprender de la banca: no hizo campaña pero reforzó plantillas, con lo cual sabía el ahorrador catalán donde acudir. Mientras nos suben los impuestos sin ningún rubor. Y todo para a veces pagas a esas Comarcas que incluso podrían haber sido las voces autorizadas para atraer a estas empresas. Así, sin tener que mojarse el Gobierno de Aragón: Comarcas de Litera, Ribagorza, Matarraña, y otras, ¿estáis sobrados de población y de recursos? ¿Por qué no hacéis nada para acoger a nuestros vecinos? Lo digo al revés, ¿qué estáis haciendo entonces?

José Antonio Pueyo, Presidente de ECOS (Federación de Empresarios Comercio y Servicios de Zaragoza y provincia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *