Corea del Norte mueve ficha

El misil cruzó parte de Japón tensando la escena internacional

Corea del Norte  ha vuelto a enseñar sus dientes. La madrugada del martes, más concretamente a las 5:57 hora local, desde la localidad de Sunan despegó el misil que cruzó territorio japonés y que recorrió 2.700 kilómetros hacia el noreste. El lanzamiento puso la atención de los grandes líderes y del mundo en el cielo, afortunadamente el misil se partió en tres trozos antes de precipitarse hacia las aguas del pacífico sin producir daños materiales ni humanos.

Último lanzamiento de Corea del Norte. (Str / AFP)

Naciones Unidas no tardó en condenar esta acción del régimen de  Kim Jong Un, y exigió que detenga su programa de armas, sin embargo, no anunció nuevas sanciones para el país. Por su parte, Corea del Norte respondió que el lanzamiento estaba justificado dado que fue para contrarrestar los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur. Además Kim Jong Un añadió que “el lanzamiento actual de prueba del cohete balístico, como en una guerra real, es el primer paso de la operación militar del Ejército del Pueblo Coreano en el Pacífico y un preludio significativo para contener a Guam”.

El misil del tipo Hwasong-12 fue retransmitido por numerosos medios de comunicación norcoreanos ofreciendo todos los ángulos del lanzamiento. Kim Jong Un, quién ordenó el lanzamiento, también estuvo presente y aseguró que “es necesario seguir adelante con los trabajos que pongan nuestra fuerza estratégica sobre una base moderna mediante más ejercicios de lanzamiento de cohetes balísticos con el Pacífico como objetivo”.

A mediados de agosto, el régimen de Kim Jong Un anunció su predisposición a lanzar cuatro misiles a la isla de Guam tras una escalada belicista entre Washington y Pyongyang. Finalmente,  Kim Jong Un reculó y comunicó que esperaría un poco más para poder observar los movimientos de Estados Unidos en la isla. Sin embargo, el lanzamiento ha permitido alertar al mundo y, sobretodo, a la base militar estadounidense de Guam, del poder balístico con el que cuenta Corea del Norte. De esta forma, deja patente que la promesa de un lanzamiento de cuatro misiles a la isla puede llevarla a cabo cuando desee.

La respuesta internacional

Tras esta última demostración del poderío armamentístico del que dispone Corea del norte los líderes del Consejo de Seguridad de la ONU se reunieron de urgencia. Todos concluyeron que el lanzamiento debía condenarse pero no emitieron nuevas sanciones. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas afirma que es de vital importancia que Pyongyang tome medidas inmediatas y concretas para reducir las tensiones que se han ido acrecentando a lo largo del mes de agosto.

La razón por la cual no se han emitido nuevas sanciones contra Pyongyang es el veto de dos países miembros del Consejo de Seguridad, más en concreto, de China y Rusia. Ambos dos defienden que sólo ven la prueba de un misil de largo alcance o el ensayo de un arma nuclear como un desencadenante de nuevas sanciones.

Aun así, en un comunicado del Consejo de Seguridad, se transmitía la petición de que todos los estados que implementen las sanciones en contra del régimen de Kim Jong Un. Por su parte, los embajadores de China y Rusia se han opuesto a cualquier sanción unilateral y pidieron el cese del despliegue de un sistema estadounidense de defensa antimisiles en Corea del Sur.

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *