Cifrando la LGTBfobia

Orgullo Madrid | Wikimedia Commons
Orgullo Madrid | Wikimedia Commons

A lo largo de numerosos artículos he recalcado la importancia social de la visibilidad LGTB a la hora de avanzar. Además, se han conseguido y se van consiguiendo logros que parecían imposibles. El conjunto de la población en su mayoría va asumiendo los cambios como algo positivo, sin embargo, quedan personas muy en contra de esta evolución. Y claro, no dudan en exteriorizar su enfado y contrariedad con el progreso de la sociedad. Cosa que es una desgracia para muchos.

Hemos leído a personas que relataban incidentes homófobos sufridos por sí mismos o por otros a través de las redes sociales. De la gran mayoría sólo se enteran los usuarios de estas salvo casos de extrema gravedad que saltan a los medios de comunicación convencionales.

Todavía recordamos la denuncia pública de Eduardo Rubiño, diputado de la Asamblea de Madrid, sobre un insulto que sufrió al ir abrazado a su novio en la salida de una estación de metro de la capital. Debido a que es una figura pública su caso trascendió a los medios de comunicación a las pocas horas. A parte de la atención mediática, Rubiño procedió a denunciar los lamentables hechos.

Trasladándonos a Cataluña, otro caso que se dio a conocer por la notoriedad de las víctimas fue el sufrido por las conocidas youtubers DE VERMUT. Un hombre que parecía invitarles a voz en grito a entrar en terapias de conversión de la orientación sexual. Todo esto en el centro de Barcelona, tras besarse en público. Consiguieron grabar la situación, teniendo una prueba en la que apoyarse a la hora de tomar las acciones pertinentes.

Es posible que os preguntéis a quién acudir para no pasar solos por el trago y quién os puede atender. Por desgracia para poder hacer uso de estos servicios tenéis que encontraros en Madrid o en Cataluña.

Estoy hablando del Observatorio Madrileño contra la homofobia, transfobia y bifobia y del Observatori contra l’homofòbia. Ambos están formados por personas de diversas especialidades desde el Derecho hasta la Psicología que llevan a cabo diversas tareas como el acompañamiento a la hora de denunciar o si se precisa de atención sanitaria. Si la persona que lo ha sufrido no quiere servirse de cauces legales el altercado se tiene en cuenta a efectos estadísticos. Al final de cada año, se redacta un informe que recoge la LGTBfobia registrada y lo relacionado con ella.

Como la LGTBfobia campa a sus anchas en diversos ámbitos, quieren llegar a todos para atajar mejor el problema. Especialmente, fuera del ámbito de internet y callejero, se enfocan en el bullying LGTBfóbo, una de las principales constantes en la vida de numerosos menores LGTB. Es un terreno difícil ya que lo que llega a efectos registrales no se corresponde con la realidad.

Los informes arrojan similares rasgos de la LGTBfobia, destaca la importante incidencia en las calles y en Internet llegando a haber un análisis provincial, municipal y por distritos (en el caso de Madrid). La mayor parte se producen en los lugares más poblados, concretando más podemos ver que son numerosos en las zonas de marcha nocturna.

La víctima característica es el hombre gay/bisexual debido a que es mucho más visible en las calles, aunque el resto tampoco se queda atrás. Lo que es más llamativo es la juventud tanto de las víctimas como de los agresores sorprendiendo los casos de minoría de edad, creándose el patrón de hombre joven menor de 30 años. Las estadísticas también hacen hueco a personas heterosexuales que son agredidas debido a que el agresor cree (por su vestimenta o comportamiento) que son LGTB. Aun así, encuentro preocupante el crecimiento casi imparable del discurso de odio o generalista, siendo el organismo catalán el que dedica un apartado a recortes de prensa sobre los casos producidos en dicha Comunidad Autónoma.

Sigue existiendo una diferencia monstruosa de lo registrado y lo que acaba denunciado, en Madrid no llega al 35%. Continúa el miedo a comunicar las agresiones y la normalización de estas por parte de algunas víctimas. Hemos cometido el error de acostumbrarnos, ya que en muchos casos nos ha acompañado parte de nuestra vida. Es hora de cambiar, estamos rodeados de gente que puede ayudarnos ahora que la ley nos ampara. Es más, la Comunidad Valenciana ha creado el suyo hace menos de un año.

Como estamos en temporada de celebraciones del Orgullo LGTB, os voy a dejar los enlaces de las webs para que os podáis informar con calma. También os servirá en caso de que os desplacéis fuera de esta temporada, si sois residentes o si tenéis el plan de vivir en estas comunidades autónomas.

Web del Observatorio Madrileño

Web del Observatorio Catalán:

Ines Monteagudo Tejedor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *