Brutal atropello terrorista en Nueva York

El Nacional.com

Un lobo solitario atropella a varias personas en el centro de Nueva York, falleciendo 8 de ellas y resultando heridas otras 13, incluido el atacante. Pese a encontrarse una nota atribuyendo el atentado al DAESH, el grupo terrorista no lo ha reivindicado. 

El mundo no descansa de la acción del terrorismo. Ayer martes Nueva York volvió a ser la protagonista del drama tras sufrir un masivo atropello junto a la zona cero en Manhattan. El área mas castigada por el terrorismo internacional -hay que recordar que 11-S fue el primer gran atentado de corte islamista en Occidente- se convierte así de nuevo en un baño de lagrimas, en plenas fiestas de Hallowenn y apenas unos días antes de celebrarse la famosa Maraton de la ciudad

Los datos del atentado

Sobre las tres de la tarde, hora local, una furgoneta invadía a toda velocidad el carril bici entre West Street y Chambers Street, en el famoso barrio de Tribeca, enmarcado en la principal área económica de la gran manzana. Dentro de la camioneta, Sayfullo Saipov, armado con dos pistolas. El impacto del vehículos se producía segundos después contra un autobus escolar arrollando a varios peatones que se encontraban en la zona.

AP

El aparatoso accidente se ha saldado, según el último dato oficial, con la cifra de 8 personas muertas, 3 estadounidenses, 5 argentinas y una belga, y hasta 12 heridos de gravedad. El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, llamó a la calma pese a calificarlo desde el principio como “acto terrorista”.

El presidente Donald Trump, por otro lado, calificó de “enfermo” al asaltante y prometíó endurecer el sistema migratorio. Otros dirigentes como Mauricio Macri, presidente de Argentina, y lugar de procedencia de la mayoria de fallecidos, también envió un mensaje de condolencia.

Sayfullo Saipov, un lobo solitario

El autor del atentado, Sayfullo Saipov, de 29 años y de nacionalidad uzbeka, se encontraba en la lista de sospechosos de la Policia desde 2010, cuando comenzó a vivir en Tampa (Florida). Según las investigaciones empezó a radicalizarse a su llegada a EEUU, tomando contacto con la actividad del DAESH.

Aunque se le relaciona con dicha organización, algo corroborado en un carta encontrada, el grupo terrorista no ha reivindicado la acción. El terrorista, que trabajaba como conductor de UBER, fue transladado a un hospital con un disparo en el pecho.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *