Bárcenas y Montoro en la lista negra

El extesorero del PP Luis Bárcenas, hoy en el Congreso durante su comparecencia en la comisión de investigación de la supuesta financiación ilegal del PP. EFE/Chema Moya

Luis Bárcenas, extesorero de la coalición popular acudió al Congreso de los Diputados para declarar sobre el asunto que embaucado al PP durante las semanas previas: la reciente comisión de investigación de la supuesta financiación ilegal del partido.

Luis Bárcenas compadeció ante el tribunal a las diez de la mañana, que dio el pistoletazo de salida a la sesión. Cada uno de los grupos parlamentarios disponía de veinte minutos para formularle todas las cuestiones que deseasen y que en un principio quedarán sin respuesta.

Dicho inicio lo ha marcado la afirmación del extesorero de que no tiene ninguna intención de hablar para no entorpecer la estrategia de defensa en los casos en los que está inmerso y su labor de limitarse únicamente a escuchar las preguntas de los diferentes portavoces allí presentes. “Los jueces no han definido todo esto como una organización criminal. No es el juez, son ustedes quienes definen esto como una organización criminal”, señaló.

Este hecho ha dado lugar a la inauguración de los pasos previos de dicha comisión que tiene como centro la batalla política en el Congreso, con toda la oposición en su contra. Esta lucha, además, no se ha quedado en la Cámara Baja y ha llevado a los populares a impulsar en el Senado lo que habían pretendido en el Congreso: una comisión para investigar la financiación de todos los partidos.

Sin embargo, en el aire está la postura de la coalición popular. Lo que sí conocemos es la que fue la actitud del extesorero, que se limitó a denunciar la actitud del resto y tomó una simple y remediada estrategia: el silencio. Esto ya fue afirmado semanas previas por la corte de Bárcenas, pues está siendo juzgado por la trama Gürtel y a la espera de juicio en la causa por los llamados papeles de Bárcenas sobre la caja B del partido.

Tras el turno de preguntas del PSOE de manos de Isabel Rodríguez, Bárcenas ha aclarado una de las aseveraciones de la socialista, como la que ha expresado diciendo que según los jueces, el PP se ha comportado como una organización criminal. El extesorero ha matizado al término de la intervención de Rodríguez que “los jueces no han definido todo esto como una organización criminal. No es el juez, son ustedes quienes definen esto como una organización criminal”.
Respecto a la interpelación de Irene Montero, ha añadido que él no estuvo dos años como tesorero del PP, sino apenas un año, tras lo cual no ha contestado a pregunta alguna más de la dirigente de Podemos.

Un dato relevante es que la comparecencia tiene lugar únicamente seis días más tarde de que los principales miembros de la cúpula del PP de Aznar declararan en el juicio del caso Gürtel, donde negaron los sobresueldos y tener conocimiento de la caja B y aseguraron que Bárcenas nunca les pidió mediar para otorgar ningún beneficio ni adjudicación a ninguna empresa. Además, la Comisión comenzará hora y media antes de que en la calle Génova, en la sede nacional del PP, Mariano Rajoy reúna a la cúpula del partido y a sus ‘barones’ regionales.

La oposición aúna fuerzas

Fue la mayoría de las fuerzas de la oposición las que se unieron durante la comparecencia para reprochar al extesorero popular, Luis Bárcenas y en general, al Partido Popular sus actos calificados como intolerables durante su mandato y que han acusado a estos de financiación ilegal y prevaricación.

En el caso de la diputada del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) , Isabel Rodríguez, afirmó en relación a la comisión de investigación que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy está “directamente implicado” en las supuestas actividades ilegales del partido conservador. La realidad es que la diputada ha calificado la actuación de Bárcenas como un “pacto de silencio”

Su resolución, después de atacar en repetidas ocasiones la penosa actuación del Partido Popular durante su permanencia en el poder, fue que el PP ha pagado “en negro” y que su presidente estaba “directamente implicado” pues “Rajoy estuvo desde el origen, recibió a los donantes, trabajó en los despachos y por lo visto tiene una trituradora de papel”. Para Isabel Rodríguez, Bárcenas “ha sido fuerte”, como le pidió Mariano Rajoy en aquel SMS, pero “ha quedado claro que el PP ha estado jugando, haciendo trampas, financiándose ilegalmente.

La coalición de Unidos Podemos tampoco se quedó atrás cos sus declaraciones. Irene Montero, número dos del partido, le preguntó indiscretamente de donde procedía su patrimonio económico y si todo provenía del PP, a lo que Bárcenas le ha respondido que, ya que está siguiendo tan activamente el proceso judicial contra él, habrá conocido que tuvo una “cuantiosa” actividad profesional que le permitió tener una situación patrimonial “muy, muy desahogada”.

“En todo caso, eso será el señor Monedero y los fondos que recibieron de Venezuela”, sentenció Bárcenas en respuesta a Montero, la cual le replicó que “no existe ningún procedimiento abierto” a Monedero ni a Podemos, al contrario del caso del extesorero del PP. Todas estas declaraciones, inconcebibles para el grupo parlamentario de Podemos, le han llevado a concluir irónicamente que admira la “cantidad de horas de trabajo” que le han permitido al extesorero acumular una fortuna tan importante, y le ha reprochado que se acogiera a la amnistía fiscal. Ciudadanos también participó en las interpelaciones e incluso se produjo un “cuerpo a cuerpo” entre el extesorero y Toni Cantó, portavoz de C´s.

“Le voy a pedir que por respeto a esta comisión, si no va a decirme nada se tome al menos la molestia de verbalizarlo”, le expuso Cantó . El extesorero del PP, molesto por la forma en que se le dirigía el diputado de C’s le respondió un tanto irritado. “Usted no actúe como si estuviese en una obra de teatro”, contestó el extesorero, a lo que Cantó, molesto por su parte interfirió: “Y usted como si estuviera en el salón de una película de vaqueros e indios”. No ha acabado aquí la tensión entre ambos después de que Bárcenas acusara a Cantó de estar mintiendo “descaradamente” con algunas de las afirmaciones que ha hecho en su intervención.

La reprobación de Montoro

El Congreso de los Diputados publicó este jueves la reprobación de Cristóbal Montoro como ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Se une así al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y es el segundo miembro del Gobierno que recibe el rechazo del Congreso.

Se trata de una estrategia de decadencia e inestabilidad política, porque el cese de un ministro solo compete al presidente del Gobierno, que ya ha dado muestras de no alterar su gabinete. El resultado de la votación ha sido 197 a favor, 135 en contra y cinco abstenciones

El final del pleno estuvo marcado por las declaraciones de Montoro, quien quitó algo de hierro al asunto, considerándolo un acto «democrático» pero que «no tiene ninguna consecuencia práctica». El titular de Hacienda lo considera «un acto político más», y se ha mostrado dispuesto a «seguir trabajando» porque «la vida sigue».

Sobre esta decisión del PSOE de obstaculizar este proceso, inicialmente ha dicho que lo que los socialistas le habían trasladado es que quería «rebajar el nivel político» de la reunión. Y acto seguido ha dicho que «este PSOE tiene que aclararse». Lo ha considerado una «excusa de mal perdedor» y no se ha mostrado optimista sobre un acuerdo: «¿Usted cree que este PSOE va a apoyar el techo de gasto? Pero yo voy a intentar que apoye. es mi obligación».

Sin embargo, en el texto de la moción, el PSOE propone la reprobación de Montoro «por haber beneficiado a los defraudadores», a través de una amnistía que, en la práctica, significaba «incrementar de forma notable la carga impositiva de los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales».

Sara González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *