Aragón se enfrenta a un reto: la lucha contra la despoblación

La despoblación que está afectando a tantos pueblos y que es uno de los problemas más notables a los que se enfrenta la Comunidad aragonesa en estos momentos, fue el epicentro de debate del II Congreso Nacional de Despoblación en el Medio Rural que se celebró en Huesca los pasados días 22 y 23 de junio. Un Congreso al que asistieron más de 400 personas para debatir sobre la estrategia a seguir por parte de las distintas administraciones con el objetivo de poner fin al fenómeno que parece que convertirá al medio rural en un desierto demográfico.

El II Congreso Nacional de Desoblación en el Medio Rural fue organizado e impulsado por la Diputación Provincial de Huesca junto a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y se orientó entorno a un foro de debate para extraer propuestas para frenar la despoblación y compartir experiencias e ideas entre diferentes expertos, organizaciones e instituciones.

Con motivo de la inauguración del II Congreso, el presidente de Aragón, Javier Lambán, insistió en el hecho de que ni las comunidades ni los ayuntamientos pueden abordar el reto demográfico de la despoblación por sí mismos y, por ello, ha indicado que “solo el Gobierno de España” es el que puede influir en la Comunidad Europea para que la despoblación se tenga en cuenta como una política de Estado y, consecuentemente, como factor clave en el reparto de los próximos repartos de fondos estructurales europeos.

De esta manera, el Gobierno de España reclama una consideración similar a la de territorios del norte de Europa que llevan años recibiendo un “tratamiento específico” por la despoblación que padecen. En el caso de España, según un reciente informe de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), prácticamente la mitad de las más de 8.100 localidades que hay en el país se encuentran ya en riesgo de extinción. De hecho, en 14 provincias, el 80% de sus pueblos no pasan de los mil vecinos y ya son 1.286 los que no superan los cien empadronados. En el caso de Aragón, solo la capital autonómica, Zaragoza, acoge la mitad de los habitantes de la comunidad.

La Comunidad Autónoma de Aragón, junto a otras como Castilla y León, Galicia y Asturias, entre otros territorios, es una de las comunidades que desde hace tiempo está liderando la lucha contra la despoblación en el Foro de las Regiones. Así lo aseguró Lambán, quien afirmó que el Gobierno de Aragón lleva tiempo combatiendo la despoblación mediante medidas en diferentes ámbitos, como la reciente directriz de la Consejería de Ordenación del Territorio que consagra la “discriminación fiscal positiva” como una prioridad. Esas ventajas fiscales incluyen la natalidad, la residencia, la vivienda o la implantación industrial en pueblos.

Además, señaló que están actuando en colaboración con las diputaciones y los ayuntamientos y que han conseguido “resultados”, poniendo de ejemplo el aprovechamiento de la nieve en los Pirineos, la activación de la agroindustria en Huesca o la extensión de la banda ancha a “todos los rincones de Aragón” antes de 2020, una cuestión que Lambán consideró prioritaria. “Es esencial llevar los servicios públicos a los pueblos, especialmente en educación y en sanidad. Sin medidas como estas, la despoblación sería irreversible, pero si podemos evitarla, podremos llevar a los jóvenes la esperanza de que podrán vivir en un medio que ahora mismo no les apetece”, aseveró.

Asimismo, el presidente de Aragón, que indicó en varias ocasiones que la despoblación es “un problema de Estado” que requiere “soluciones de Estado”, se mostró satisfecho porque en la Conferencia de Presidentes que tuvo lugar el pasado mes de enero, esta cuestión fue una de las prioridades, tal y como Aragón solicitó.

Por Noelia Muñoz Marcoa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *