Aragón llora a Cataluña

Aragón Digital

Aragón se solidariza con Cataluña tras los brutales atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils que dejaron 15 muertos y mas de 100 heridos. Varios aragoneses se vieron implicados, falleciendo Ana María Suárez, ciudadana de Zaragoza. 

Los atentados ocurridos en Cataluña el pasado jueves 17 de agosto han movilizado a la sociedad española e internacional para expresar su firme condena al terrorismo y su apoyo a las víctimas y a sus familiares. En Aragón, comunidad limítrofe y con fuertes lazos con la región vecina, los aragoneses también se volcaron transmitiendo su fraternidad a la ciudadanía catalana.

A las clásicas reacciones institucionales del Gobierno de Aragón y de otras instituciones de la región se unieron también las de cientos de ciudadanos que quisieron sumarse a la censura del terrorismo yihadista en diversos actos en la calle. Los atentados, los primeros de esta índole tras los del 11-M de 2004 en Madrid, han impactado profundamente en la sociedad aragonesa, muy unida a Cataluña por razones culturales, económicas o turísticas.

El dolor por las víctimas se ha acrecentado aún mas por el asesinato de una ciudadana de Zaragoza en Cambrils, localidad conocida por ser lugar de veraneo de miles de zaragozanos. Ana María Suárez se llevó la peor parte de unos atentados en los que también se vieron envueltos otros cuatro aragoneses, que resultaron heridos.

Reacciones de condena y solidaridad

Los principales líderes e instituciones de Aragón, entre los que se encuentran Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón, Violeta Barba, presidenta de las Cortes y los alcaldes de las tres capitales de provincia mostraron desde el principio tanto en persona como en las redes sociales su condena de los atentados y apoyo sólido a Cataluña. A continuación se muestran algunos de los mensajes:

Las principales instituciones de Aragón colocaron además las banderas a media hasta, como así ordenó el gobierno central, y organizaron a su vez sendos minutos de silencio, a los que asistieron los diferentes representantes públicos además de ciudadanos anónimos.

El Gobierno de la comunidad convocó un acto en los Jardines de Presidencia de la DGA donde el presidente aragonés leyó un comunicado en el que afirmó que Aragón “reniega de la intolerancia y de quienes se apoyan en la cobarde amenaza terrorista”.

La Delegación del Gobierno en Aragón también se concentró para secundar la repulsa, sumada a las diputaciones de las tres provincias, que también rechazaron abiertamente su oposición a la violencia terrorista.

El Ayuntamiento de Zaragoza, gobernado por Pedro Santisteve, que suspendió sus vacaciones, citó por otro lado  a los grupos municipales frente al consistorio y aprobó por unanimidad una declaración institucional de condena. Además también se sumaron pequeños ayuntamientos e instituciones como la Universidad de Zaragoza, entre otras.

 

Despedida a la zaragozana asesinada

La vecina del Barrio Jesús de Zaragoza, Ana María Suárez, fallecía el jueves en la localidad tarraconense de Cambrils mientras paseaba junto a su familia por el paseo marítimo cabrilense de las Palmeras. Su atacante, posteriormente abatido, la acuchilló muriendo poco después en el Hospital Joan XXIII de Tarragona.

Los familiares trasmitieron su pesar tras confirmarse el fallecimiento: “Ana ha tenido una muerte que no se merecía, pues era una excelente persona”, declaraba Domingo Gimeno, primo de Roque Oriol, el marido de la fallecida que continúa hospitalizado en estado grave. Otro de los familiares añadía también en relación al atentado: “Ya que Ana se nos ha ido, al menos que los otros se puedan salvar”.

La zaragozana ha sido enterrada hoy en el barrio de Torrero de la capital aragonesa en una misa oficiada por el arzobispo de la ciudad, Vicente Giménez. El acto ha sido íntimo por deseo expreso de la familia y no ha contado por tanto con apenas representación institucional, a excepción del delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y el subdelegado del Gobierno, Ángel Val, que han asistido a título personal.

Sergio Rupérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *