A las espaldas del pueblo de Paraguay y a puerta cerrada

Channel 4

La votación de la polémica reelección presidencia ha desencadenado una fuerte agitación social y política

Latinoamérica y el resto del globo se han quedado estupefactos ante la agitación social que ha vivido Paraguay. El resultado, un muerto, una treintena de heridos y 211 detenidos tras los disturbios en los alrededores  del Congreso de Paraguay y, el incendio provocado en el edificio. El motivo, la aprobación del proyecto de enmienda constitucional para habilitar la polémica reelección presidencial. La votación se hizo  puerta cerrada, sin ningún aviso previo y con un cordón policial como medida de seguridad. De esta forma de los 45 miembros de la cámara alta, 25 senadores oficiales aprobaron este proyecto de enmienda constitucional.

Según han comunicado algunos medios locales, un grupo de manifestantes consiguió acceder al interior del Congreso y, desde dentro, iniciar pequeños incendios que se fueron propagando por el interior. Otro grupo de manifestantes causó grandes destrozos en la planta baja del edificio, mientras varios parlamentarios continuaban en los pisos superiores.

Rodrigo Quintana ha sido la víctima mortal de este altercado. Era un militante del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y presidente de la Juventud Liberal, que se encontraba  en la entrada de la sede de su partido, no muy lejos del Congreso de Paraguay, la noche del viernes. Gustavo Florentín, suboficial segundo del cuerpo de policía, entró en la sede del directorio del PLRA sin una orden judicial y disparando, así alcanzó a Rodrigo Quintana.

La fiscal Raquel Fernández le ha imputado como autor y ha pedido la prisión preventiva, según informó Última Hora. El efectivo Arnaldo Andrés Báez declaró que los policías estaban persiguiendo a un grupo de manifestantes que habían apedreado el diario ABC Color minutos antes. El vídeo recogido por las cámaras de seguridad muestra como un grupo de personas, que estaban junto a la puerta del edificio, comienza a correr cuando la policía abre  esa puerta. También captan el momento en que Rodrigo Quintana es alcanzado por los balines y cae al suelo.

El diagnóstico médico recogió que recibió nueve impactos de balines de plomo  en el costado izquierdo y en la zona paravertebral del tórax. Según varios funcionarios del Gobierno, no se autorizó la orden de abrir fuego.

El domingo sus familiares, amigos, compañeros de partido y simpatizantes despidieron a este joven de 25 años en una procesión encabezada por un cartel en su honor que recordaba: “Rodrigo Quintana, mártir de la libertad y la democracia”. El funeral terminó con el grito de consignas contra el actual presidente Horacio Cartes.

De entre los heridos por la represión policial, destaca el nombre del presidente del Senado, Roberto Acevedo, quien es el principal opositor al conservador, Horacio Cartes. Junto a Acevedo, otros dos parlamentarios fueron heridos de gravedad.

Según informa Europa Press, los fiscales encargados de investigar el ataque contra el Congreso de Paraguay están cerca de identificar a los responsables del mismo. Según las fuentes consultadas por el diario Última Hora, ya han identificado a 20 personas que estarían presuntamente implicadas en el incendio y en los disturbios de los al rededores del Congreso.

La fiscal María Stefanía González encabeza el equipo encargado de este caso. Según informa la prensa local, ya ha visitado el edificio para inspeccionar las condiciones del mismo y determinar, junto a los peritos, si puede volver a ser utilizado.

Por su parte, el fiscal Eugenio Campos visitó el edificio el sábado tras los disturbios. Su equipo, formado por forenses, policías y bomberos, constató que en la base del edificio y en algunas plantas encontraron fisuras, lo que supone que podría haber riesgo de derrumbe.

A pesar del informe estructural de edificio, el pasado miércoles las actividades tanto del Senado como del Congreso se reanudaron, eso sí, en salas distintas a las habituales.

Un cambio constitucional

No es la primera vez que un proyecto similar para cambiar la ley constitucional que prohíbe la reelección presidencial llega al Congreso. La Constitución de Paraguay estableció esta prohibición en 1992, tras la dictadura militar de Alfredo Stroessner, la cual duró 35 años.

En agosto de 2016, el Parlamento paraguayo rechazó una propuesta similar de reelección. Según las normas del Congreso que estaban en rigor, el tema no podía volverse a tratar hasta pasado un año. Sin embargo, la última semana de marzo los diputados del Partido Colorado, actualmente en el poder, lograron modificar el reglamento y llevar la iniciativa al Senado, para su aprobación.

Al llegar a la presidencia, Horacio Cartes aseguraba no estar interesado en su reelección y afirmó que iba a respetar todo lo establecido en la Constitución Nacional. Tres años después, sus seguidores buscan maniobras con las que mantener en el mandato a Cartes.

Frente a este Viraje, su predecesor, Federico Franco, le ha acusado de ser el responsable de promover la votación en la que 25 senadores aprobaran la modificación de tres artículos del reglamento interno del Senado con el objetivo de dar pie al tratamiento de la enmienda pro reelección.

Tras los sucesos del viernes noche, el proyecto de enmienda constitucional para aprobar la reelección presidencial ha quedado suspendido. El miércoles comenzó el debate entre los partidarios del proyecto y la oposición.

La ONU, por su parte, ha pedido al Gobierno paraguayo que se investigue y sancione la muerte de Rodrigo Quintana, y las violentas protestas que tuvieron lugar junto al Congreso. El representante, para América del sur, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Amerigo Incalcaterra, aseguró que las autoridades están haciendo “lo que tienen que hacer”.

De momento, la propuesta para habilitar la reelección presidencial ha quedado en stand by a la espera de que el diálogo prospere.

Sofia Fondevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *