Dos décadas de Harry Potter

Indudablemente, Harry Potter se ha convertido en el mago más famoso de todos los tiempos. Desde su despertar en el número 4 de Privet Drive junto a los Dursley, millones de personas lo han acompañado en sus aventuras en el colegio Hogwarts de magia y hechicería hasta tal punto que se ha hecho un hueco nada menos que en la lista de las 10 obras más leídas, junto a la Biblia.

Procedente de la casa de sus tíos, en la que se sentía despreciado, una lluvia de cartas y un grandullón desgarbado lo llevarán a un mundo que jamás habría creído posible pero del que siempre formó parte. Así es como da comienzo la aventura en la que se unirá a la maga más inteligente de su generación, Hermione Granger, y al fiel Ronald Weasley. A lo largo de 8 entregas el joven mago deberá enfrentarse al último responsable de su orfandad junto a todos sus acérrimos seguidores. En un camino en el que impera el hechizo encontrará multitud de retos, enigmas y aterradoras criaturas pero también hallará grandes amigos y momentos inolvidables, tanto para él como para todos los lectores. El universo del joven Potter es hoy una realidad extendida a través de cualquier frontera.

Su historia ha trascendido las páginas para convertirse en un símbolo para muchos en cualquier país del globo y su autora J. K. Rowling es la escritora británica viva más leída. A su vez, la lista revista Sunday Times Rich List la situó duodécima en su lista de fortunas con 560 millones de libras en posesión y llegó a ser la número 14 en la lista Forbes, de la que salió a causa de sus donaciones a la caridad que han ascendido a más de 5 millones de libras anuales.

Sin embargo, veinte años atrás, antes del nacimiento del célebre protagonista la situación era muy diferente a la actual. Rowling se sentaba en una cafetería y se disponía a escribir las aventuras del hechicero. Antes de esto, su primera relación se había roto pues llegó a sufrir malos tratos viéndose obligada a escapar de Oporto hacia Edimburgo junto con su hija y su novela ya comenzada. Tras estos eventos se quedó con una única ayuda de la Seguridad Social que le suponía un total de 325 euros mensuales. Es en este tiempo en el que estuvo en el paro en el que se sentaba en una cafetería escocesa donde su hija se dormía mientras ella escribía; se suma además una depresión que manifestó en la figura de los dementores (espectros oscuros que se alimentan de los recuerdos felices).

Entre todos estos eventos queda escrita la primera entrega de la saga Harry Potter y la piedra filosofal que vio la luz el año 1997, 7 años después de ser concebida como una idea remota en un viaje en tren. Su materialización fue compleja pues Rowling al no tener dinero para hacer fotocopias se vio obligada a transcribirla a mano. Tras este enorme esfuerzo se enfrentó al siguiente paso: el rechazo de las editoriales, 12 en total. La opción acertada finalmente fue Bloomsbury, editorial independiente cuyo presidente dejó a su hija el manuscrito. Poco después, la pequeña aseveró que era lo mejor que había leído. De este punto emergen un total de 3.000 euros dados a la autora, los primeros 1.000 ejemplares impresos y la aparición de J. K. Rowling como sinónimo de Joanne Rowling dado que en su momento se pensó que un nombre femenino no atraería al lector joven.

La historia de Rowling, ejemplo de superación para muchos, se ha convertido sin duda en la perfecta trama de una novela. Han sido los lectores quienes partiendo de la magia de Harry Potter 20 años más tarde le han permitido continuar con sus proyectos y vivir experiencias que tal vez no imaginaría en la que es ya la mítica cafetería donde la magia tuvo lugar. Quizá, se viera tan sorprendida como el día en el que el joven Harry recibió la carta de Hogwarts o tanto como el lector que despliega los ojos del papel y se da cuenta de que en un mundo que parece inmensamente frío puede existir la magia 20 años después. Feliz cumpleaños a la comunidad, y recordad: always.

Cristina Gimeno Calderero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *